El Arzobispado de Granada "se alegra" de la actuación de la Justicia tras la absolución del padre Román

Publicado 11/04/2017 21:36:57CET

GRANADA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispado de Granada ha mostrado su alegría por la actuación de la justicia tras conocer que la Audiencia de Granada ha absuelto al padre Román de los supuestos abusos sexuales a un menor de los que se le acusaba, y ha garantizado que la posición de la Iglesia será siempre la "protección en primer lugar de las eventuales víctimas".

El Arzobispado de Granada, personado en esta causa como responsable civil subsidiario, se ha pronunciado de este modo sobre el fallo judicial en el llamado 'caso Romanones', en el que aún falta por culminar el proceso canónico, "que sigue otros cauces y tiene otras normas".

Garantiza, no obstante, que la posición de la Iglesia "ha sido y seguirá siendo la misma, la protección en primer lugar de las eventuales víctimas, la búsqueda de la verdad y la colaboración con la justicia".

"Quiera Dios que el sufrimiento que este asunto ha causado, en el presbiterio de Granada y en la diócesis --pero en realidad, en la Iglesia entera-- nos sirva a todos para crecer en humildad y en confianza en Dios", agrega el comunicado.

La Audiencia de Granada ha absuelto al padre Román tanto por la falta "total y absoluta" de pruebas contra él como por la "inconsistencia del relato" del denunciante, que a juicio de la Sala incluye "graves contradicciones" y aspectos "absolutamente inverosímiles".

Esta sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia, notificada este martes a las partes, se produce después de que la Fiscalía retirara en la última sesión del juicio su petición de nueve años de cárcel para el sacerdote y solicitara la libre absolución al entender que no estaban acreditados los abusos contra el denunciante.

La Sala absuelve así al sacerdote de los delitos de abusos sexuales que le atribuían la acusación particular y popular, ejercida por el denunciante de los supuestos abusos y por la asociación Prodeni, y hace expresa imposición de las costas de la defensa a la acusación particular, aludiendo en este sentido a la "conducta desleal del denunciante durante el procedimiento.

Le acusa de "ir aportando datos de manera sucesiva de menor a mayor gravedad, mintiendo respecto de circunstancias objetivas" y de pretender ocultar datos, a lo que suma una actitud que "no ha sido nada colaboradora cuando la situación se tornaba contraria a sus intereses".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies