La asamblea de Caja Rural del Sur aprueba las cuentas de 2016 con un aumento del resultado en un 20%

Asamblea de Caja Rural del Sur para presentar las cuentas de 2016
EUROPA PRESS/CAJA RURAL DEL SUR
Publicado 18/04/2017 17:09:19CET

Para 2017 la entidad se marca avanzar en un modelo de negocio basado en la banca minorista ampliando su presencia en las zonas urbanas

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

La asamblea general de socios de Caja Rural del Sur, reunida este martes en Sevilla, ha aprobado por unanimidad las cuentas anuales presentadas por el Consejo Rector, así como las consolidadas del Grupo Caja Rural del Sur, formado por la misma y su sociedad de gestión de activos, a 31 de diciembre de 2016, de forma que en este ejercicio, según estas cuentas, el beneficio de la entidad ha pasado de 22 millones de euros a 26,5 millones de euros, lo que supone un incremento general del 20 por ciento en su actividad financiera.

En su informe a la asamblea, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, ha destacado que, "a pesar de los tiempos difíciles que ha seguido viviendo el sector financiero en 2016", la fortaleza actual de la entidad que ha venido avalada recientemente por la agencia de calificación Fitch con la ratificación del rating de 'BBB' con perspectiva positiva, lo que la sitúa entre "las cinco primeras entidades financieras españolas".

Con este balance, García Palacios ha asegurado que el ejercicio 2016 sitúa a Caja Rural del Sur "en una posición cómoda dentro del sistema financiero español ya que nos permite afrontar el futuro con un mayor grado de tranquilidad con el objetivo de seguir evolucionando en una senda de crecimiento con una buena capitalización, un balance bien provisionado y excelente situación de liquidez".

En este sentido, el presidente de la entidad ha mantenido que "estos resultados nos hacen perseverar en seguir en la línea que nos marcamos hace unos años y que tan buenos resultados nos está dando en comparación con el resto del sistema, como referentes en el ámbito de sociedades de crédito cooperativo, con la meta de servir cada día mejor a nuestros socios y clientes, ofreciéndoles las máximas garantías y aplicándoles las mejores condiciones de forma que el beneficio que obtuviéramos de nuestro negocio podamos devolverlo a la sociedad".

Para 2017, Caja Rural del Sur se ha marcado como estrategia avanzar en el desarrollo de un modelo de negocio basado en la banca tradicional ampliando su presencia en las zonas urbanas.

García Palacios ha indicado que esa estrategia pasará "este año de manera decidida por consolidar y crecer en el negocio minorista, esto es, personas físicas, micropymes, y autónomos, entre los que se encuentran gran número de agricultores, bien como titulares de pequeñas empresas o con actividades a título particular lo que sin duda nos dará mayor estabilidad y fortaleza para sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo".

En cuanto a las recientes valoraciones realizadas por Fitch, el presidente de Caja Rural del Sur ha añadido que esta agencia de calificación resaltó la labor realizada por el equipo directivo de la entidad del que indicaba que "ha sido bastante estable a través de los años y tiene un largo historial de cumplir generalmente con los objetivos estratégicos fijados por el Consejo, incluso en un entorno económico desafiante, con una estructura de gobierno corporativo efectiva y en línea con las mejores prácticas del mercado".

BALANCE DE CAJA RURAL DEL SUR EN 2016

Según los datos expuestos a la asamblea general de socios por el director general de Caja Rural del Sur, Rafael López-Tarruella, la entidad en 2016 obtuvo un resultado antes de impuestos de 26,5 millones de euros frente a los 22 millones de euros del año anterior, lo que supone un 20 por ciento de crecimiento.

El resultado neto de impuestos fue de 23,6 millones de euros frente a los 21 millones de euros del ejercicio 2015.

Según indicó López-Tarruella en su intervención sobre las cuentas anuales de la entidad, el volumen de negocio ascendió a 9.738 millones de euros frente a los 9.405 millones de euros del ejercicio anterior.

En cuanto a otros datos, el ratio de solvencia capital total fue del 18,22 por ciento por encima del mínimo establecido a la entidad por el Banco de España, mientras el ratio de cobertura fue del 77,63 por ciento.

La evolución de los activos dudosos ha sido positiva en 2016 para Caja Rural del Sur registrando un ratio de morosidad del 9,02 por ciento, lo que sitúa a la entidad por debajo de la media del sector, tras haber realizado dotaciones extraordinarias que han permitido tener una cobertura del 76 por ciento, de las más altas del sector, lo que, junto a las garantías de los activos, muestran la calidad de la cartera y la gestión prudente de los riesgos llevada a cabo por Caja Rural del Sur.

La normativa exige una ratio de solvencia de al menos un ocho por ciento, habiendo alcanzado el citado ratio en el Grupo Caja Rural la cifra del 18 por ciento a 31 de diciembre de 2016.

Los depósitos de clientes se situaron en 4.912 millones de euros y en cuanto a los recursos de clientes fuera de balance, que incluye fondos de inversión, fondos de pensiones y seguros de ahorro, la cifra de negocio creció un 6,09 por ciento.

Además, durante el pasado ejercicio especialmente significativa ha sido la apuesta de Caja Rural del Sur por continuar creciendo en la inversión crediticia bruta, que aumentó hasta los 4.104 millones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies