Bellido (PP) ve "aspectos positivos" en el gobierno de Córdoba, pero con "una debilidad y falta de liderazgo tremenda"

José María Bellido
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 31/03/2018 11:16:21CET

CÓRDOBA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido, destaca que "todos los gobiernos han hecho que la ciudad vaya mejorando y este gobierno también", de modo que cree que "hay aspectos positivos", si bien lamenta que "se pagan unos años de una debilidad y una falta de liderazgo tremenda" por parte de la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), y su equipo de gobierno.

En una entrevista con Europa Press, el también portavoz del PP en el Ayuntamiento manifiesta que "cada uno que pasa se equivoca en muchas cosas, pero también todos los gobiernos tienen aciertos y hacen que la ciudad vaya mejorando".

Como ejemplo "positivo" citado por Bellido señala al Festival Internacional de las Flores, "que antes no existía y es un acierto", de forma que "puede que en el futuro sea un evento importante en la ciudad por sus características", asegura.

De este modo, defiende "la vocación de todo político de querer ayudar y sacar a la ciudad adelante", aunque puntualiza que "otra cosa son las circunstancias, la capacidad de cada uno, la ideología y estar más o menos acertado".

A su juicio, "todos los cordobeses están pagando una alcaldesa muy débil y eso es malo para la ciudad", así como que "es malo para la ciudad tener gobiernos débiles", según el popular, quien recuerda que "el gobierno completo tiene los mismos concejales que el PP y necesitan los apoyos externos para sacar las cosas adelante".

En su opinión, "eso es muy malo y tiene que cambiar en el próximo mandato", a lo que añade que "también se paga un equipo que no está preparado para gobernar, porque no lo esperaba y hay una debilidad absoluta en el equipo que hace que esté siempre con ocurrencias e improvisaciones", algo en lo que apunta que "hay muchos ejemplos" y cree que "es perjudicial para la ciudad".

Asimismo, indica que "la alcaldesa es la más escondida de la historia de la democracia", porque, según señala, "se caracteriza por salir poco, hablar poco, estar poco en los sitios y eso es fruto de su debilidad y falta de liderazgo".

"ELEGIR ENTRE CONTINUIDAD O CAMBIO"

Ante ello, el candidato del PP declara que "se va a tener que elegir entre continuidad o cambio; entre cuatro años más de pactos de un batiburrillo de izquierdas, gobernando para una minoría, sin mirar el interés general de todos los cordobeses y generando cabreos y enfados en muchos cordobeses que no se sienten representados y sí atacados en muchas decisiones de la alcaldesa", o "la única fuerza, partido y candidato que puede encabezar el cambio que es el del PP".

Al respecto, comenta que "a nadie se le escapa que los cuatro concejales de Ganemos y los cuatro de IU suman más que los siete del PSOE y si el día de mañana van en coalición, que es bastante probable, serían la fuerza más votada dentro de la izquierda, con lo cual se daría una versión empeorada del gobierno de Isabel Ambrosio".

Así, afirma que "hay que elegir entre eso, aunque no se sabe en qué orden, o cambiar", con "la única fuerza que va a poder ganarle las elecciones tanto al PSOE como a la conjunción de Podemos e IU, que es el PP", algo en lo que remarca que "va a trabajar estos meses para explicarle a todos los cordobeses que sepan que el cambio lo representa el PP", a la vez que va a "hacer el esfuerzo para que el cambio sea ilusionante y no sea un voto por que no hay otra alternativa".

EL PAPEL DE LA OPOSICIÓN

Mientras, Bellido asevera que "el papel de la oposición siempre tiene un componente desagradable, sobre todo con un gobierno como éste, que no ha querido nunca llegar a acuerdos con los grupos de la oposición, y con la alcaldesa con solo siete concejales que ha sido muy débil y depende siempre de los votos de fuerzas radicales como la marca blanca de Podemos e IU".

Al hilo de ello, subraya que "eso le ha hecho atrincherarse en posiciones muy cercanas a esas propuestas y no querer dialogar nunca ningún asunto en más de tres años de mandato con el principal partido de la oposición", algo que considera que a él le ha hecho "tener que afrontar retos ante determinadas decisiones para ponernos en frente y evitar males mayores en la ciudad", mencionando que "se puso en duda el pacto antiyihadista o que Córdoba pudiera seguir celebrando fiestas taurinas", entre otras decisiones.

En definitiva, el candidato del PP enfatiza que "han sido unos años complicados, con un Pleno muy fragmentado y sin capacidad de la alcaldesa para llegar a acuerdos", pero se muestra "muy satisfecho, porque la mayor parte de los objetivos se han logrado" en la labor de oposición.