La cantaora Esperanza Fernández afirma que "los extranjeros saben apreciar el flamenco"

La cantaora Esperanza Fernández en los cursos de la UPO
UPO
Publicado 06/07/2018 17:01:14CET

CARMONA (SEVILLA), 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La cantaora Esperanza Fernández ha afirmado este viernes en Carmona (Sevilla) que "los extranjeros saben apreciar el flamenco" y ha considerado que en España, aunque hay afición, "se aleja" de las apetencias de los ciudadanos "de forma inconsciente".

Fernández ha realizado estas declaraciones tras su participación en el curso 'El porqué del flamenco. Poderío, singularidad y universalidad', que se ha celebrado desde el miércoles hasta este viernes como parte de la oferta académica de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO).

La cantaora ha explicado que "el extranjero sabe ver esa parte que quizás la personas de aquí no ven porque se ciegan un poco al ser suyo y no le dan la misma importancia que la gente de fuera". "Decimos, bueno lo tenemos aquí y como realmente es nuestro, se aleja" de nuestras aficiones, ha expresado Fernández que ha razonado que "debe de ser una cosa inconsciente".

En este sentido también se ha posicionado la directora de la academia 'Flamencos por el mundo', la venezolana Daliris Gutiérrez, que ha participado en la misma conferencia que Fernández y que ha considerado que esta situación "pasa con todos los estilos de música".

"Aunque no lo parezca, normalmente lo que es nuestro no lo valoramos" y sin embargo, "cuando se exporta a otros sitios se ve como algo diferente y llamativo, pero pasa en todos los países", ha expresado Gutiérrez. "La música llanera venezolana, pues eso la juventud a lo mejor no lo escucha, pero aun así hay gente aficionada a ese estilo de música", ha agregado.

La directora de la academia ha explicado que muchos artistas del flamenco emigraron a diversos países de Sudamérica tras la Guerra Civil Española y crearon escuela, lo que ha facilitado la expansión del flamenco. "En venezuela hay un montón de academias", ha explicado Gutiérrez, que ha ilustrado que en una "clase social media-alta, bailar sevillanas sabe mucha gente".

Por otra parte, Fernández ha afirmado que en el flamenco hay un don que se puede tener por el entorno en el que vive y se desarrolla una persona, pero "lógicamente, hay que trabajarlo porque nadie nace sabiendo". "Yo realmente vengo de una familia gitana, lo he vivido en casa y de una manera u otra quizás para mí es mucho más fácil porque es como el andar y es algo natural, pero no con eso está todo", ha manifestado.

"He tenido que trabajar durante muchísimos años y sigo haciéndolo porque nunca se termina de aprender", ha añadido la cantaora, quien ha considerado que el flamenco "es de las carreras más largas que hay".

Asimismo, la cantaora ha admitido que es aficionada a las saetas pero que aún no se ha profesionalizado en este palo ya que aunque le gustan "muchísimo", pero es una de las cosas que me "quedan pendiente. Las he cantado en teatro pero no en la calle porque me causa muchísimo respeto", ha expresado.

Respecto a este tipo de cante, Fernández se ha considerado "muy fan" de Manuel Mairena, que ha sido "uno de los grandísimos saeteros", de José de la Tomasa y de Carmen Linares.