La capital reclamará en el Juzgado casi 600.000 euros a la Alhambra por reordenar el transporte en su entorno

Actualizado 17/12/2013 20:59:19 CET

La directora del recinto nazarí advierte de que no hay "fundamento jurídico" en esta solicitud

GRANADA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Granada reclamará ante el Juzgado al Patronato de la Alhambra y el Generalife que le abone casi 600.000 euros por la reordenación del transporte público realizada a raíz de la restauración de la Puerta de las Granadas, al asegurar que el recinto nazarí debe asumir el coste del aumento de kilometraje que ha supuesto modificar el recorrido de los autobuses en este entorno.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del equipo de gobierno local, Juan García Montero (PP), ha explicado que el montante afecta a los ejercicios 2011 y 2012 y afirma que el compromiso de pago está recogido en el convenio firmado entre las partes con motivo de las obras en la Puerta de las Granadas, a raíz de cuya restauración se restringió el acceso por la Cuesta de Gomérez a los vehículos de carburante fósil por motivos de conservación.

Según ha relatado el también edil de Cultura, el Ayuntamiento ha solicitado por escrito al Patronato de la Alhambra que abone esta cantidad aunque no ha obtenido respuesta, entendiendo que el silencio administrativo supone una negativa, por lo que ha tomado la decisión de emprender acciones legales.

García Montero niega que la pretensión sea crear "un conflicto" con la Alhambra y de hecho ha confiado en que no sea así, instando al recinto a abonar el citado montante.

Por su parte, la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, ha negado estos hechos y ha advertido al Ayuntamiento de Granada de que "no hay ningún fundamento jurídico" que avale la petición de pago de estos 600.000 euros, toda vez que la vigencia del convenio al que se alude finalizó cuando lo hizo el proyecto de restauración de la Puerta de las Granadas, en 2010.

En declaraciones a Europa Press, Villafranca relata que el citado acuerdo recogía un pago compensatorio durante 2010 con motivo de esta reordenación del transporte público, toda vez que se trataba de una situación "coyuntural" y el Ayuntamiento expuso que suponía un modificado inesperado en sus presupuestos "que no podía asumir", por lo que fue abonado.

La directora del recinto nazarí mantiene que en diciembre de 2012 solicitó sin éxito una reunión con el Ayuntamiento para explicarle "los motivos por los que no era viable" su petición y, además de insistir en que la vigencia del citado convenio finalizó con la conclusión de los trabajos, recuerda al Consistorio que el transporte público de la ciudad es exclusivamente competencia municipal.

Por último, ha mantenido que "lo único que aporta" la ciudad al monumento es la línea de transporte y "en todas las ciudades hay transporte público a los lugares" patrimoniales, por lo que mantiene que la solicitud municipal no tiene "fundamento".