Carbó confía que las cajas andaluzas puedan mantener su actual situación al estar "en mejores condiciones"

Actualizado 26/01/2011 18:13:37 CET

GRANADA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada Santiago Carbó ha expresado su confianza en que las cajas de ahorros andaluces "podrán mantener su actual situación y estatus", toda vez que "siempre han estado en mejores condiciones que la media nacional".

En declaraciones a Europa Press, Carbó cree que la nueva reestructuración del sistema financiero anunciada este lunes por el Gobierno "no será el final e las cajas de ahorros", aunque ha reconocido que las entidades "deberán emprender un proceso duro en el que se tienen que readaptar", algo que, según recordó este experto, "ya marcaba la anterior ley, que apuntaba la necesidad de hacer adaptaciones y de incorporar capital, algo que en algunos casos se tendrá que hacer por la vía de la banca".

No obstante, ha apuntado que "no todas las cajas van a necesitar dar ese paso y algunas podrán seguir siendo cajas".

"En todo este tumulto, nadie se acuerda del papel de las cajas de ahorros como banca social y vamos a lamentar si realmente se produce una bancarización excesiva y desaparecen las cosas buenas de las cajas", ha agregado este experto, quien, no obstante, confía en que el sector de las cajas de ahorros "siga y que algunas entidades sigan siendo lo que eran y otras a través de las diversas fórmulas, como los SIP, donde está bien que el banco sea el vehículo para incorporar inversores, mientras que se permite que el negocio de las cajas siga siendo el negocio de las cajas".

A su juicio, las cajas "van a tener que adaptarse, en un proceso duro, pero seguirán existiendo", tras lo que considera que "hay que buscar mecanismos para generar confianza".

Ha valorado el hecho de que "no se les obligue a dejar de ser cajas y existan opciones; hay diferentes posibilidades según cada caja y eso se ha respetado". Para Carbó, esta reestructuración "supone un reto muy importante para las cajas pero también para los bancos".

No obstante, ha pedido al Gobierno que "no haya oscilaciones en la normativa, pues no podemos fatigar a los inversores si cada cierto tiempo cambiamos la hoja de ruta, pues esos inversores tienen que ver claramente una hoja de ruta y un camino que sea permanente en el tiempo y que haga creíble la trayectoria que sigue".

"Me preocupa que podamos fatigar a los inversores con permanente cambios y mensajes diversos; hay que ser coherentes con las medidas que vayamos tomando y no ir dando nuevas vueltas de tuerca, sino hacer un esfuerzo por una mayor coherencia temporal, pues los mercados quieren una solución definitiva y con menos oscilaciones", ha agregado.

Asimismo, reiteró su confianza en las cajas andaluzas "que siempre han estado en mejores condiciones que la media nacional, puedan mantener el estatus que prefieran a la hora de dar mayores márgenes de confianza".

"El mapa está bastante consolidado y no parece que las cajas andaluzas tengan la necesidad perentoria de hacer grandes cambios, pues además están encajados en grupos y SIP equilibrados y con una trayectoria, por lo que no veo que la situación sea preocupante", ha agregado Carbó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies