El cartel del Mayo Festivo de Córdoba rinde homenaje al creador plástico Tomás Egea

Presentación del cartel del Mayo Festivo de Córdoba
AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA
Publicado 02/04/2018 18:45:01CET

CÓRDOBA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Córdoba, a través de sus delegaciones de Promoción de la Ciudad y de Cultura y Patrimonio Histórico, ha presentado este lunes el cartel del Mayo Festivo de 2018, una imagen colorista de figuras geométricas basada en un boceto, fechado en 1984, del artista plástico Tomás Egea, a quien se rinde homenaje con esta elección.

Así lo han destacado en rueda de prensa la delegada de Promoción de la Ciudad, Carmen González (PSOE); Lola Egea, hija de Tomás Egea, fallecido en enero 2018, después de una fértil y polifacética trayectoria plástica en el ámbito de la pintura, la ilustración, el muralismo y la decoración; el diseñador Paco Domínguez, de Zum Creativos, firma cuyo cartel a partir del boceto de Egea ha sido seleccionado para promocionar el Mayo Festivo de 2018, y el comisario de arte Jesús Alcaide, responsable de la muestra retrospectiva de la obra de Tomás Egea que está ultimando el Consistorio.

Sobre la elección del cartel, González ha explicado que "este año queríamos disfrutar de toda la oferta creativa que tenemos en nuestra ciudad". "Hace años se hacía con ilustradores, más recientemente, encargando el cartel a artistas plásticos cordobeses, y este 2018, para aprovechar toda la potencia creativa que tenemos, el Ayuntamiento se ha dirigido a las empresas de diseño y creación audiovisual y se les pidió propuestas de cómo entendían que debía ilustrarse las fiestas", ha añadido.

Entre ellas, por parte de Zum Creativos, según ha detallado la concejala, "se presentó una que recogía ese boceto realizado por Tomás Egea para las fiestas de 1984 y que, además de gustarnos mucho, veíamos que casaba perfectamente con esa tarea de la delegación de Cultura y Patrimonio Histórico de realizar esa exposición retrospectiva en la que el propio Egea estaba participando".

En mitad de ello, ha lamentado González, "tocó sufrir su marcha, pero, aun así, se prosiguen los trabajos con mucha ilusión para mostrar el amplio abanico de su producción artística".

Igualmente, la concejala ha resaltado que "Mayo está aquí" y "con este cartel, ya entramos en ese mes en el que Córdoba vuelve a ser como antaño capital del mundo". "Comenzamos en abril con todas nuestras fiestas", ha indicado.

En este sentido, ha añadido que el Pregón del Mayo Festivo será el 17 de abril, cita con la que "oficialmente se abre todo el calendario festivo de cata, romerías, Cruces, Patios, Feria". "Así que vienen días intensos. El calendario festivo nunca para. Y estamos en marcha", ha concluido.

Por su parte, el diseñador Paco Domínguez ha relatado que el cartel surge cuando "un día estando en el estudio de Tomás Egea, Lola, la hija del artista, contó que había encontrado en una carpeta perdida el boceto que luego ha servido de base".

"Qué mejor idea que ésta", ha celebrado el diseñador antes de explicar que lo que han hecho es "actualizar el boceto de Egea". "No se ha encontrado el arte final del cartel y nosotros simplemente lo que hemos hecho es una adaptación".

La tipografía, ha explicado, es la característica de Tomás Egea, cuyas letras en negro con fondo geométrico de color en los huecos cada carácter, ha sido digitalizada para rematar este cartel geométrico en tonos verdes, magentas, rosas y marrones, sobre fondo blanco.

Por su parte, el comisario de la exposición de Tomás Egea, Jesús Alcaide, ha valorado que "el cartel se sume al homenaje al artista". Un tributo "más que merecido, porque todos reconocemos la obra de Egea, hemos pasado delante sus murales, conocemos el logotipo de Bodegas Campos, pero no sabemos quién era el autor".

Tomás Egea, según ha detallado Alcaide, tenía, entre sus múltiples facetas, una notable, de cartelista o diseñador. Ya en los años 80 realizó proyectos interesantes. En 1981 fue el autor del Cartel de la Velá de la Fuensanta, en 1983 elaboró un boceto para el cartel del Carnaval de Córdoba, que no llegó a realizarse, a lo que se suma el boceto de 1984, hoy recuperado, de la Feria de Mayo.

Sobre la exposición, Alcaide ha agradecido a la familia de Tomás Egea "el apoyo que está teniendo para la catalogación de las piezas. Ya se han catalogado más de 290 obras", aunque "todas no van a poder exhibirse, pero sí se va a mostrar una selección significativa de la obra de Tomás Egea".

Por último, Lola Egea ha dado las gracias "por haber contado con el boceto de mi padre para el cartel de Mayo de 2018". En el mismo sentido ha querido agradecer y reconocer lo que supone la muestra homenaje a Tomás Egea.

"El trabajo preparatorio de la muestra lo están haciendo muy concienzudamente y con mucho afecto, estamos pasando muy buenos momentos al recopilar toda esa obra juntos. Y va a salir muy bien, porque todos son muy competentes", ha elogiado la hija del artista.

TOMÁS EGEA

Sobre Tomás Egea Azcona (Madrid 1933-Córdoba 2018), conocido por sus ilustraciones como 'TEA', cabe destacar que, desde su residencia en la ciudad de Córdoba en 1958, se va vinculando a los numerosos movimientos y grupos que han ido construyendo las diferentes cartografías del arte contemporáneo en la capital cordobesa.

Así, entró en contacto con la intelectualidad y los círculos artísticos de la ciudad, relacionándose, además de con los miembros de Equipo 57, con Castilla del Pino y Rafael de la Hoz, con el que establecerá una fructífera relación de colaboraciones.

En 1962 se marchó a París (Francia) y allí, además de continuar la relación con los miembros de Equipo 57, publicó ilustraciones para el tebeo 'Bibi Fricoti' y la revista 'Le Rire'. "Para los artistas, es una figura fundamental, pero apenas se ha hecho nada sobre él, de hecho, ha realizado muy pocas exposiciones individuales", apuntó en su día el comisario de la retrospectiva en preparación Jesús Alcaide.

De vuelta a Córdoba, en 1964 participó en el Salón Córdoba, presentando una serie de pinturas que en ese momento estaban bajo la influencia de cierta figuración crítica, "como vemos en obras como el 'Retrato de Carlos Castilla' (1962), 'Gran Beata' (1966) o 'Los caciques'".

FACETA COMO PINTOR

Junto a su faceta como pintor, desde esta fecha se volcó en la ilustración, y de forma paralela trabajará la cerámica, el pirograbado, la decoración y la vidriera para múltiples proyectos, de los cuales destacan los realizados con Rafael de la Hoz.

Con él llevó a cabo proyectos como la casa que construiría para la familia de Rafael Lovera en la calle Jesús y María (1957-58), el revestimiento cerámico de la piscina y el pirograbado en skay para el hotel Los Gallos (1965), así como el relieve en hormigón y mural pirograbado para el Banco Coca en Valencia (1971), los cuatro murales cerámicos para la Facultad de Medicina de Córdoba (1973-1980) o las intervenciones que realiza en el Palacio de la Merced (1977), entre los que destaca el Mascarón del reloj de sol.

Otras de sus intervenciones son las del mural en acero que realizó para la Fachada del Banco Coca (1965), pieza que ha conseguido conservarse e instalarse de nuevo en el Campus de Rabanales, y el Retablo cerámico de la iglesia de Miralbaida.