CCOO denuncia ante el Juzgado los servicios mínimos fijados en la huelga de cafeterías hospitalarias

Actualizado 02/02/2013 11:50:38 CET

GRANADA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Granada ha denunciado ante la jurisdicción contencioso-administrativa la orden de la Consejería de Salud y Bienestar Social, con fecha 18 de enero de 2013, que establece en un 30 por ciento los servicios mínimos en la huelga de las cafeterías de cuatro hospitales de Granada, gestionadas por Brassica, cuyos trabajadores permanecen en huelga por el impago de sus salarios.

El sindicato entiende que se trata de "unos servicios mínimos inauditos, de carácter inmoral, ilegal y que vulneran el derecho fundamental de huelga, recogido en la Constitución Española". Así lo ha explicado a Europa Press el secretario general de CCOO de Granada, Ricardo Flores, quien ha calificado como "reaccionaria" la medida establecida por la consejera de Salud, María Jesús Montero.

Flores ha recordado que la Hostelería no es un servicio esencial para la ciudadanía y, por tanto, no tiene que contar con servicios mínimos. Además, ha explicado que los trabajadores mantienen que la ciudadanía puede acceder a servicios externos a muy pocos metros de los centros hospitalarios.

Los trabajadores explicaron la semana pasada, en declaraciones a Europa Press, que se habían roto las negociaciones para la subrogación del servicio a una segunda empresa, la cual no ha aceptado una de las cláusulas impuestas por Brassica para la cesión.

La plantilla conoció este extremo en una reunión convocada por la dirección del complejo hospitalario Virgen de las Nieves, que ya hace más de dos semanas que retiró a Brassica el servicio de las cafeterías y que ha trasladado al comité la futura apertura de un nuevo concurso para adjudicarlo.

De este modo, los empleados del almacén situado en Escúzar (Granada), unos 17 incluidos administrativos y conductores, serán despedidos, mientras que el resto de la plantilla será previsiblemente absorbida por la nueva empresa.

Desde el comité se mostraron convencidos de que los trabajadores despedidos "tendrán que recurrir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa)" para cobrar lo que les adeuda Brassica por el impago de las nóminas desde mediados de septiembre, lo que supone unos 5.000 euros por persona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies