CCOO lamenta la situación de "becariedad" en los medios de comunicación

Actualizado 18/08/2009 19:43:09 CET

CÓRDOBA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

CCOO criticó hoy la situación de "becariedad" que se vive en los medios de comunicación especialmente durante la época estival y que "está perjudicando a la clase trabajadora y a las personas que estudian y disfrutan de esa beca".

En un comunicado, el Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Córdoba puso de manifiesto la situación que viven las personas becarias en los distintos medios de comunicación --prensa, radio, televisión, etc.-- y valoró negativamente la utilización que hacen las empresas del sector de esta figura laboral, ya que, "el elemento fundamental es que el becario realiza ciertas tareas, pero no en calidad de contraprestación sino de aportación de un mérito para hacerse acreedor de la beca".

El secretario general de este sindicato, Luis Mena, advirtió que la beca tiene como finalidad primaria "facilitar el estudio y la incorporación de la persona becaria y no la de incorporar los resultados o frutos del estudio o del trabajo de forma centralizada al patrimonio de la persona que la otorga". Sin embargo, añadió que la realidad es bien diferente, al utilizar esta "figura laboral como mano de obra o para aplicar expedientes de regulación de empleo en la empresas del sector de la comunicación".

Según Mena, las personas que "disfrutan" de becas al amparo de convenios de cooperación educativa o, como prácticas por haber desembolsado una sustanciosa cantidad de dinero en concepto de master, tienen una heterogénea realidad. Salvo en algunos casos, en el que la persona becada sí parece ser que ejerce las funciones que le corresponden a un becario o una becaria, "CCOO ha comprobado cómo estas personas jóvenes están en realidad, cubriendo puestos estructurales".

CCOO subrayó que la persona becaria debe tener un tutor, pero en la mayoría de casos no les conocen y el becario está realizando funciones de redacción, corrección, etc., como si fuese uno más, percibiendo una nómina en concepto de "ayuda escolar".

Mena también criticó que "su jornada laboral es de siete horas diarias, a pesar de esto, no son plantilla y las empresas desestiman los contratos en prácticas formativas porque dicen que les resulta caro".

Por ello, CCOO puso de manifiesto que no va a desistir en su empeño de que las empresas cumplan con la legalidad y para ello propondrá que entre las reivindicaciones en las plataformas de los convenios colectivos se incluya un punto que regule el ejercicio de las personas becadas para poner fin a esta "becariedad".