La CHG tiene "en marcha" una actuación de emergencia dotada con casi un millón de euros para mejoras en el Rumblar


Antonio Ramón Guinea, junto a José Martín, atiende a los periodistas.
EUROPA PRESS
Publicado 12/03/2018 14:20:14CET

JAÉN, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) tiene "en marcha una actuación de emergencia" dotada con casi un millón de euros para mejorar el sistema del pantano del Rumblar, en la provincia de Jaén.

Así lo ha afirmado este lunes el presidente de esta entidad dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Antonio Ramón Guinea, que ha asistido en la Subdelegación del Gobierno a una jornada de participación pública del Plan Especial de Sequía (PES).

"En el caso del Rumblar, está puesta en marcha una actuación de emergencia. Quizás la emergencia ya no será tan necesaria con esto que decíamos de que está empezando a llover, pero tenemos que trabajar a futuro", ha comentado el responsable del organismo de Cuenca.

En concreto, se trata de "una inversión cercana al millón de euros" y consiste "en recuperar todos los sistemas de bombeo, ponerlos a punto", además de "corregir las deficiencias que tenga y mejorar la instalación en conjunto".

Cabe recordar que desde la Diputación ha venido reclamando medidas ante "la situación crítica" de este pantano, que antes de las últimas lluvias almacenaba "agua para, aproximadamente, un año". Además, el sistema --que suministra agua a más de 89.000 jiennenses de doce municipios-- carece de alternativas de abastecimiento, como pozos o posibilidad de trasvases.

"El Rumblar nos tenía muy preocupados", ha comentado, de hecho, el ingeniero jefe de la CHG en Jaén, José Martín, quien ha explicado que las zonas de Sierra Morena son "muy secas y en los últimos años la sequía ha incidido con mucha más intensidad que en el resto de la cuenca".

Por ello, ha valorado el efecto de las precipitaciones que dibujan una situación "mucho mejor" al pasar de los 22 hectómetros cúbicos de hace 15 o 20 días a los 50 que tiene ahora de los 120 hectómetros cúbicos de su capacidad total.

"Gastamos en abastecimientos alrededor de diez hectómetros cúbicos por año. O sea, que pasar de 22 a 50 sólo para abastecimiento, si no tuviéramos en cuenta el regadío, implica un incremento de tres años.
Como tenemos también que usar el agua para regadío está claro que tenemos más de un año y medio o dos años prácticamente asegurados", ha afirmado.

MÁS OPTIMISMO EN LA PROVINCIA

Martín, igualmente, ha destacado que "se ve con más optimismo el futuro" en la provincia jiennense en general, a pesar de que ha registrado menos precipitaciones que en otras zonas de la comunidad. A ello ha añadido que "son embalses que tienen una cuenca muy grande2, de modo que "el agua tarda mucho tiempo en llegar desde el punto más alejado" al pantano.

"La cuenca (del Guadalquivir) está ahora mismo prácticamente en el 50 por ciento, Jaén un poco más baja. Pero entendemos que vamos a llegar a un 45-50 por ciento si las lluvias son las que ahora mismo tenemos previstas", ha manifestado.

Con respecto a los embalses, ha señalado que "el Guadalén está llenándose" y se ha mostrado convencido "de que se va a llenar", el Quiebrajano "está subiendo agua", el Dañador y el Aguascebas están llenos, el Tranco está a casi el 40 por ciento, Guadalmena tiene menos y Fernandina y el Giribaile están "cogiendo bastante agua".

PRESA DE SILES

Por otro lado y a preguntas de los periodistas, el presidente de la CHG se ha referido a la presa de Siles, inaugurada en octubre de 2015, aunque sigue sin ponerse en servicio para regadío ante las discrepancias entre los gobiernos central y autonómico sobre a cuál corresponde ejecutar las conducciones.

Según ha incidido, el Plan Hidrológico de la Cuenca contempla que la puesta en marcha de esa de esa aplicación de posible regadío está en manos de la comunidad autónoma". "Otra cosa es que con el tiempo, y también se está trabajando en ello, podamos llegar a acuerdos en los que todas las administraciones sumemos lo posible para acelerar esa aplicación y hacerla lo más útil", ha dicho.

Junto a ello y ante peticiones desde distintas entidades para ampliar su zona regable, ha apuntado que "el plan contempla lo que contempla y hoy por hoy no lo podemos modificar". En concreto, recoge 3.500 hectáreas y 6,3 hectómetros para riego, si bien quienes defienden el incremento vienen señalando que documentos previos, como la Declaración de Impacto Ambiental, hablaban de 15 hectómetros cúbicos para riego.

"Como también el plan entra en revisión el próximo año, si hay algunas demandas o circunstancias nuevas será el momento de expresarlas y atenderlas. De momento, nos tenemos que ceñir, como es lógico, a lo que está acordado y vigente en estas fechas", ha concluido Ramón Guinea.