Citoliva lidera el ranking en la provincia de Jaén de ayudas a proyectos innovadores en Europa

Publicado 12/06/2018 14:23:39CET

MENGÍBAR (JAÉN), 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Centro Tecnológico del Olivar y del Aceite, Citoliva, con sede en Mengíbar (Jaén), ha sido la entidad privada de la provincia de Jaén más beneficiada por la Unión Europea (UE) en los últimos programas a través de los que se financia la I+D+i.

En total, han sido diez ayudas concedidas correspondientes a las convocatorias 7º Programa Marco (7PM), Horizonte 2020, LIFE y de cooperación territorial, que suman un presupuesto aproximado de un millón de euros, y en los que ha colaborado con más de 20 países.

Según los datos publicados por Horizonte 2020 en diciembre de 2017, el centro tecnológico es la entidad de investigación que más proyectos lidera en la provincia, junto a la Universidad de Jaén (UJA), con un total de tres proyectos aprobados. A nivel de ayudas recibidas, es el organismo de investigación que más presupuesto acumula a esa fecha.

Según se han subrayado desde Citoliva, estos resultados, que colocan al centro tecnológico a la cabeza de la I+D+i en el contexto agroalimentario de la provincia, "viene a consolidar su posición en el escenario de la innovación europea".

En este sentido, Citoliva ya trabaja en el último de los proyectos que le ha concedido la Comisión Europea, y que bajo el acrónimo Life-Solieva, aporta una solución al tratamiento sostenible de las aguas residuales de la aceituna de mesa, a través de una tecnología pionera capaz de hacer frente a los desafíos medioambientales de esta industria, y lograr la recuperación y valorización de compuestos y elementos contaminantes de la salmuera, transformándolos en productos de alto valor añadido para la industria alimentaria.

Coordinado por el Centro Tecnológico Eurecat-CTM, la investigación ha sido cofinanciada con 1,2 millones de euros por la UE en el marco del Programa LIFE+, y junto a Citoliva, cuenta con la participación del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTNC), la SCA Nuestra Señora de las Virtudes, la empresa Técnica y Proyectos S.A. y la Panhellenic Association of Table Olives Processors Packers & Exporters (Pemete).

El carácter innovador y pionero de Life-Solieva reside en "demostrar la viabilidad técnica y económica de un sistema de tratamiento por evaporación solar avanzada, y uso de membranas y concentradores de vacío y secado por pulverización", que intensifica la evaporación natural mediante energía solar y reduce la superficie de las balsas convencionales de las aguas de procesado de la aceituna de mesa.

Además, mejora la eficiencia de los recursos de la aceituna de mesa, ya que permite la recuperación y reutilización en el proceso de elaboración de un alto porcentaje de un 65 por ciento de agua, un 30 por ciento de sales, un 40 por ciento de hidróxido de sodio (NaOH) y hasta un 50 por ciento de compuestos orgánicos de valor presentes en la salmuera, como son los polifenoles, altamente contaminantes, pero con un gran poder antioxidante, que resultan de gran interés para la industria agroalimentaria, y que serán utilizados para la formulación de alimentos funcionales como salsa, masas y productos lácteos.

La directora general de Citoliva, Cristina de Toro, ha destacado en un comunicado la importancia de esta experiencia piloto para la industria española de la aceituna de mesa, debido a la problemática ambiental asociada a un sector que genera un volumen del orden de 0,5 litros de agua residual por kilogramo de aceituna producidos; y que en términos económicos representa el 71 por ciento de la producción de la UE y una media de exportación de 357.790 millones de euros en las últimas seis campañas.

Se espera que Life-Solieva logre una tasa de reducción del 95 por ciento de las aguas residuales que se envían a estanques de acumulación o que se vierten en el medio ambiente y así hará frente a los desafíos ambientales del sector al reducir en un 60,5 por ciento las emisiones de CO2 en el sector del aderezo de la aceituna de mesa.

Además, pretende recuperar hasta un 50 por ciento de compuestos orgánicos de valor presentes en la salmuera, como son los polifenoles, altamente contaminantes, pero con un gran poder antioxidante, que resultan de gran interés para la industria agroalimentaria, y que serán utilizados para la formulación de alimentos funcionales como salsa, masas y productos lácteos.

De Toro ha añadido que el proyecto LIFE-Solieva va más allá, ya que no solo transferirá esta tecnología a otros países principales productores de aceituna de mesa como son Greca e Italia, sino que se podrá aplicar a otros sectores agroalimentarios europeos, como el de la conserva.