Club Doñana lamenta la "pasividad" de UE con el Gobierno tras el dictamen de 2016 por "graves infracciones" en el parque

Publicado 07/07/2018 10:35:32CET

SEVILLA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Club de Doñana, colectivo conformado por exmiembros del Patronato de este espacio natural, ha remitido un "crítico" escrito al residente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el que pone de manifiesto cómo el Parque Nacional de Doñana "se encuentran en estado crítico, de verdadera emergencia medioambiental, y probablemente hayan entrado en un punto de no retorno", y lamenta "la inexplicable pasividad" de la CE con el Gobierno español tras el Dictamen Motivado emitido en 2016 por "graves infracciones" en el espacio natural.

Y ello, añade, "a pesar de su indudable y reconocido 'Interés Público Superior' e importancia internacional, tanto que está incluido en la Red Natura 2000 de la UE y protegido por la Directivas Europeas (de Hábitats y Marco del Agua), así como por innumerables leyes españolas y convenios internacionales".

Así, el colectivo señala en un comunicado remitido a Europa Press, que la situación "es de tal gravedad objetiva" que ante los diversos escritos e informes científicos presentados por el Club de Doñana desde el año 2009, la propia CE se vio obligada a emitir en 2016 un Dictamen Motivado-Infracción número 2014/2090 dirigido al Reino de España, en el que "se ponen de manifiesto las graves infracciones por parte española", señala, y recuerda que "este es el último trámite antes de que el Consejo Europeo lleve a España ante el Tribunal de Justicia de la UE".

El Club de Doñana considera que los responsables de la "catastrófica" situación de Doñana y su entorno "son tanto el Gobierno
español como el Gobierno de la UE", por "permitir durante años el incumplimiento sistemático de leyes nacionales y directivas europeas, especialmente el Real Decreto Ley 7/1999, por el que se aprueban y declaran de interés general las obras de regeneración hídrica en el conjunto de actuaciones Doñana 2005, cuyas fases esenciales se han negado a ejecutar los sucesivos Gobiernos durante 18 años y las Directivas Europeas de Hábitats y Directiva Marco del Aguas cuyo cumplimiento está eludiendo la UE, al no cumplir con su obligación de exigir que España cumpla toda la normativa europea que obliga a Doñana".

En dicho escrito, el Club Doñana también transmite a Juncker que la actitud de la Comisión Europea "es absolutamente injustificable", pues "estamos hablando nada menos que de nueve años de demora --desde que presentara su primer escrito al Parlamento Europeo--, y evidencia menosprecio a los ciudadanos europeos y presunta complicidad o apoyo a los países cuyos Gobiernos infringen objetivamente las directivas europeas y sus leyes nacionales, máxime en el caso de Doñana, Patrimonio de la Humanidad".

"Todo ello hace responsable también a la Comisión Europea de la más que preocupante ola de euroescepticismo y antieuropeísmo de ciudadanos, instituciones y países, pues es inadmisible que tengan que ser las ONG y ciudadanos privados los que, con su dinero y tiempo, suplan la obligación inexcusable de la Comisión de velar por el patrimonio europeo, y encima actuar de fiscales sobre el empleo de los fondos comunitarios", afirma.

De este modo, Club Doñana señala que al amparo de la normativa europea del Derecho a la Información ambiental y del Convenio de Aarhús, exige que la CE le informe sobre las razones por las que la UE no ha enviado al Tribunal de Justicia Europeo todavía el 'caso Doñana', "ello tras más de dos años desde la emisión del Dictamen Motivado y nueve años desde que se presentó el primer escrito".

Además, según lo apuntado en este escrito remitido a Juncker, quiere saber si la UE "va a trasladar y cuándo este grave asunto al Tribunal de Justicia Europeo", y que "explique de forma objetiva y ajustada a derecho su decisión y también aclare quiénes tienen que tomar tal decisión".

PIDE A LA CE QUE "SE OCUPE A LA MAYOR URGENCIA" DE DOÑANA

También solicita a Juncker que la Comisión "se ocupe a la mayor urgencia" del Parque Nacional de Doñana con la máxima responsabilidad" y que "no se alarguen indefinidamente los procedimientos que solo llevan a la injusticia y a contribuir de forma inexorable a la destrucción del parque".

Por último, pide explicaciones sobre las razones por las que la UE "incumple" su propia normativa y "por qué permite que unos funcionarios y parlamentarios con sueldos de privilegio actúen como una auténtica casta, hasta el punto de que logran vaciar de contenido algo tan básico para los europeos como es el derecho a la información ambiental, la salvaguarda del patrimonio de Europa y la imposición de sanciones ejemplares, dentro de un plazo razonable, a las más que evidentes infracciones puestas de manifiesto por el propio Dictamen Motivado de la CE".