Comerciantes del Mercado de San Francisco auguran "un desastre" por la reordenación del tráfico de la Catedral

Publicado 22/01/2014 17:02:26CET

JAÉN, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Comerciantes del Mercado de San Francisco, ubicado en el centro de Jaén, creen que la reordenación del tráfico por el entorno de la Catedral diseñada por el gobierno local de José Enrique Fernández de Moya (PP) será "un desastre" para el sector al que representan "si se aplica" tal como ha sido presentada.

Así lo ha indicado este miércoles a Europa Press el vicepresidente de la Asociación del Mercado de San Francisco, Juan Pedro Hidalgo, quien ha rechazado el plan de disminuir el tránsito de autobuses del transporte urbano e interurbano por la Plaza de Santa María, en la que se ubica la Catedral, ya que ello va a suponer, en su opinión, "dejar casi marginados" a vecinos de barrios como San Felipe, La Glorieta o La Merced.

La "accesibilidad al centro" va a ser "nula" para estos vecinos si prosperan propuestas como la de modificar el itinerario de las líneas urbanas 8, que une La Alcantarilla y Las Fuentezuelas, y 16, que parte del Tiro Nacional y llega hasta la Avenida de Andalucía, según Hidalgo, que se ha mostrado convencido de que todo ello va a conllevar "daños y perjuicios para el comercio" del centro jiennense.

El representante de los comerciantes de la plaza de abastos de San Francisco también ha señalado que ha conocido la propuesta de reordenación del tráfico a través de los medios de comunicación, porque aunque ha confirmado que "hace un tiempo" el Ayuntamiento mantuvo una reunión con los distintos sectores implicados en esta propuesta, entre ellos, los comerciantes, en aquel momento "no se llegó a nada concreto", y en todo caso "se habló de contratar microbuses para que los barrios no se quedaran marginados del centro".

Así las cosas, Hidalgo ha avanzado que desde la Asociación del Mercado de San Francisco se remitirán "escritos de queja" al Ayuntamiento en relación a este plan de reordenación "si se lleva a cabo", ya que, según ha insistido, actualmente es "un supuesto" que, no obstante, "si se aplica será un desastre". "El alcalde parece que se va a ir y va a dejar una herencia grave", ha sentenciado en esta línea.