El Comité Central del PCA propondrá este sábado celebrar su XII Congreso en junio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Comité Central del PCA propondrá este sábado celebrar su XII Congreso en junio

Publicado 11/11/2016 15:57:19CET

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Partido Comunista en Andalucía (PCA), reunido este sábado en Málaga, va a proponer al Plenario del Comité Central, máximo órgano de decisión entre congresos, la celebración del XII Congreso del partido en el próximo mes de junio.

Según recoge el informe político que se debatirá este sábado, recogido por Europa Press, si bien el Comité Central del PCA tiene un mandato democrático hasta el 23 de febrero de 2018, entienden que "los cambios en la realidad política y social de la clase trabajadora y la urgencia de una revolución organizativa en el partido para tener los instrumentos adecuados a la estrategia de ruptura democrática nos hacen pensar que, inserto en el proceso congresual federal, es preciso celebrar el XII Congreso del PCA en la ida hacia el XX Congreso".

Por ello, de ser aprobado este informe político, el Comité Central del PCA, en su próxima sesión, convocaría el XII Congreso para el mes de junio de 2017, aprobando sus normas así como el proceso de debate, a la espera de la decisión del Comité Federal sobre las fechas del XX Congreso. Mientras tanto, en virtud de la propuesta, el PCA mandata al Comité Ejecutivo realizar una sesión monográfica de propuesta de documentos, proceso y ponencia a la próxima sesión del Comité Central.

El objetivo del Comité Central de este sábado es organizar y planificar la aplicación en Andalucía de los acuerdos congresuales de la I Fase del XX Congreso del PCE, situándolos en el tiempo de este curso político, "en un proceso de acción planificada, organizada y evaluable, pero también de reflexión y debate hacia el XI Congreso del PCA y el XX Congreso del PCE".

Marcado por la "ruptura democrática" que se avaló en la I Fase de XX Congreso del PCA, el PCA ha centrado su trabajo en buscar "dar prioridad absoluta a la lucha social; conseguir que las políticas antisociales y autoritarias tengan una respuesta en la calle, sin paz social; y construir unidad popular desde la movilización y sobre un programa".

Atendiendo al mandato del XX Congreso para situar las prioridades del partido "dentro de los tiempos políticos y las posibilidades que ha abierto el conflicto social", el PCA recalca que en Andalucía, el conflicto social, "tiene un carácter latente, pero se manifiesta se forma cruda en momentos y espacios aislados". Por eso, cree que el partido debe "propiciar la superación de ese aislamiento" y "ser capaces de tejer, de unir esos conflictos bajo una lógica común, que identifique al régimen en proceso de restauración como la barrera objetiva que todas las demandas deben superar para hacerse realidad".

Así, el PCA quiere dedicar sus esfuerzos a organizar las demandas de los pueblos y las ciudades de Andalucía relacionadas con la subsistencia material del pueblo trabajador, "especialmente a las demandas de pan y techo". Además, también aboga por avanzar en la "sectorialización" del trabajo de la militancia.

Tras advertir que "la precariedad y la pobreza se están convirtiendo en el marco permanente en el que tiene que desarrollar su vida la clase trabajadora" en Andalucía, cree que el movimiento obrero organizado y los sindicatos "deben resituar su labor para, desde la movilización, incorporar a la clase trabajadora al bloque rupturista".

De la misma manera, para recuperar la organicidad de las secretarias de movimiento obrero a todos los niveles, de ser aprobado este informe, el PCA celebrará un Comité Central ampliado a secretarías de movimiento obrero, con cupos comarcales para tratar de forma monográfica el diagnóstico del papel de los comunistas en el movimiento obrero andaluz y la organización de los comunistas en el mismo.

Además de marcar una apuesta decidida por iniciar un proceso de formación de toda la militancia en feminismo político, también sostiene que, tras celebrarse el I Encuentro Andaluz por la República, el PCA debe promover "la constitución y apoyar el fortalecimiento de plataformas unitarias republicanas en todas las provincias andaluzas, así como impulsar y organizar actos públicos republicanos para la difusión del republicanismo y su organización, al menos uno por provincia, antes del próximo 14 de abril".

Entre otros asuntos, el PCA señala en el informe como prioritarias las Marchas por la Dignidad, las marchas contra las violencias machistas, contra las prospecciones gasísticas en el Parque Nacional de Doñana o por el 4D, "de carácter autonomista, rupturista y anti-imperialista".

COMPETENCIAS INSTITUCIONALES

En cuanto a las competencias institucionales, los comunistas andaluces creen que "la movilización social puede tener un importante elemento de apoyo en las instituciones y la obligación del partido es poner a sus cargos públicos a trabajar en esa dirección de manera coordinada". "Para no caer en el institucionalismo y el cantonalismo es preciso poner la institución al servicio de la estrategia de ruptura", ha apostillado.

Así las cosas, la Comisión institucional del PCA estará coordinada por la parlamentaria Elena Cortés, y contará con los diputados comunistas del Parlamento andaluz, del Congreso de los diputados y con los alcaldes o concejales que se decidan.

RETOS: EL PAPEL DE IULV-CA

Con todo, también aborda la resolución aprobada en el XX Congreso por la que se sostiene que se hace necesario avanzar en la unidad hacia "la superación de IU para la fundación de un nuevo movimiento político y social que no tenga cómo único y principal objetivo lo electoral".

En base a esta premisa, el PCA cree que la transición hacia un nuevo espacio de confluencia en Andalucía "debe formar parte de nuestra acción en IULV-CA y en el conjunto del movimiento social rupturista", un debate que debe encabezar "antes de que nos vengan dados, como puede estar sucediendo en Cataluña y en otros territorios del Estado". Se trata pues de "una estrategia de confluencia que conforme la máxima unidad popular con objetivos claros de ruptura, sustentados en una base programática" ya que cree que "es preciso superar la actual IU, no liquidarla" y todo "con la fundación de un nuevo movimiento político y social que no tenga como único y principal objetivo lo electoral".

Y en este contexto el PCA se plantea cuál debe ser su papel como "agente autónomo en la construcción de la unidad". Entiende así que dado que la aplicación de las conclusiones del XX Congreso "acarreará tensiones que tienen que ver con la supervivencia de estructuras y aparatos", el PCA cree que IULV-CA "debe tener este debate lo antes posible para despejar las dudas sobre el futuro y su papel en la unidad popular".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies