Condenado a más de seis años de cárcel por retener, agredir y amenazar a su ex novia en Rus

Actualizado 07/02/2011 19:32:12 CET

JAÉN, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a seis años y tres meses de cárcel al joven acusado de retener, agredir y amenazar a su ex novia en Rus. Además, no podrá acercarse a ella ni residir en este municipio durante diez años y tendrá que indemnizar a la víctima con casi 14.000 euros.

De esta forma, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso, la Sección Tercera considera probado que el 18 de octubre de 2009 el procesado, J.C.M.V., se encontró con la joven en la puerta de un pub de la citada localidad y, tras tener una discusión por haber recibido ella una llamada en su teléfono móvil, le propinó una bofetada, la asió por el brazo y la metió en su vehículo.

Después, utilizado el cierre del coche para que la joven no lo desactivara y poder así escapar, condujo hasta el recinto ferial, un lugar aparatado del tránsito de personas. Allí le pegó de nuevo en la cara, por lo que sufrió una contusión en la boca y la pérdida de tres piezas dentales, entre otras lesiones, al tiempo que la amenazó con cortarle la cara. Al final, la víctima logró huir.

Por estos hechos, los magistrados han impuesto al joven --que está en la cárcel desde el día de los hechos-- una pena de nueve meses y un día de prisión por un delito de amenazas por el que tampoco podrá comunicarse con la víctima ni residir en Rus durante dos años. Igualmente, lo consideran autor de un delito de detención ilegal en concurso con lesiones por el que lo condenan a otros cinco años y seis meses de cárcel así como la prohibición de acercarse a la que fue su pareja y residir en su municipio durante ocho años. Asimismo, J.C.M.V. deberá pagar 13.970 euros en concepto de responsabilidad civil.

El caso ha tenido una importante repercusión y ha originado polémica y división de pareceres entre los ruseños, como se pudo apreciar en la vista oral que se celebró el pasado 25 de enero. Entonces, familiares y vecinos de ambos jóvenes acudieron a la Audiencia Provincial para mostrarles su apoyo, como se hizo especialmente visible en las camisetas con la frase 'justicia para Juan Carlos', que llevaba un nutrido grupo de allegados al muchacho, y en las tarjetas rojas que sacaron los conocidos de la víctima para mostrar su repulsa a la presunta agresión.

Además, sólo cinco días después del juicio, la familia del acusado convocó una manifestación que congregó a unas 800 personas en la localidad para apoyar al joven y pedir justicia, razón por la que también, meses antes de la vista oral, emprendió una campaña de recogida de firmas. Finalmente, los magistrados lo han condenado a más de seis años de prisión por retener, agredir y amenazar a su ex novia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies