La confianza de los empresarios de Andalucía aumenta un 0,2% en el primer trimestre de 2018 con respecto al anterior

Publicado 17/01/2018 9:30:11CET

SEVILLA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La confianza empresarial aumenta en Andalucía un 0,2 por ciento en el primer trimestre de 2018 con respecto al último de 2017, de acuerdo al Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística.

A nivel nacional, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al INE, ha bajado un 0,4 por ciento en el primer trimestre de este año respecto al trimestre anterior, encadenando así su segundo descenso trimestral después del retroceso del 1,1 por ciento registrado en el último cuarto de 2017.

Los empresarios andaluces pesimistas sobre cómo marchará su negocio en el primer trimestre han superado a los optimistas, de forma que el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en -1 punto, por debajo de los +1,9 puntos de media nacional.

En concreto, el 17,9 por ciento de los negocios consultados en Andalucía por el INE considera que la marcha de su negocio será favorable entre enero y marzo y diciembre de este año, mientras que el 18,9 por ciento opina que será desfavorable y el 63,2 por ciento cree que será normal.

Por su parte, el balance de situación (diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) se ha situado en +2,6 puntos, en contraste con el saldo de +7,1 puntos a nivel nacional.

Así, un 20,8 por ciento de empresarios andaluces se ha mostrado favorable en relación con el trimestre finalizado, un 61 por ciento ve normal dicha situación, y un 18,2 por ciento considera que la situación ha sido desfavorable.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) ha bajado un 0,4 por ciento en el primer trimestre de este año respecto al trimestre anterior, encadenando así su segundo descenso trimestral después del retroceso del 1,1 por ciento registrado en el último cuarto de 2017.

El descenso de la confianza en el primer trimestre se debe al retroceso del indicador de expectativas respecto al trimestre anterior.

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en +1,9 puntos, por debajo de los +5,2 puntos del trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre enero y marzo de este año se ha situado en el 19,6 por ciento, cifra inferior a la del trimestre anterior (21,1 por ciento).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal ha bajado desde el 63 por ciento al 62,7 por ciento, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio han aumentado desde el 15,9 por ciento del trimestre anterior al 17,7 por ciento.