La consejera de Presidencia destaca el "trato desigual" que el Gobierno le dio a Andalucía

Susana Díaz Atiende A Los Periodistas
Europa Press
Actualizado 18/05/2012 16:23:05 CET

CÓRDOBA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de la Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado este viernes el "trato desigual", respecto a otras comunidades autónomas que, a su juicio, se le dio a Andalucía este jueves, por parte del Gobierno de la Nación, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

En declaraciones a los periodistas, Díaz, quien se ha reunido este jueves en Córdoba con representantes de asociaciones de mujeres de distintos sectores sociales y profesionales de dicha provincia, ha opinado que "el Gobierno de España tiene que ser responsable y tiene que mirar con lupa los planes (de ajuste presupuestario) de otras comunidades autónomas, pues la tensión que se produjo ayer, respecto a Andalucía", evidenció que se le dio "un trato desigual", en comparación con otras comunidades.

Para Díaz, en el cónclave de este jueves quedó patente que "las exigencias para Andalucía son diferentes" a las planteadas a "otros territorios", como lo demuestra que, "en el marco de los ingresos, se cuestionaban ayer, no solo los fondos europeos, sino también lo referente a la venta de inmuebles en Andalucía", mientras que en la Comunidad Autónoma de Murcia "esa partida es el 50% de la de Andalucía", de modo que, "si se pone en cuestión la de Andalucía, qué hacemos con otras comunidades autónomas, que, con distinto peso en el conjunto del presupuesto, representa en esa partida en concreto el 50%".

En consecuencia, tras ese "trato desigual" dado a Andalucía, "el Gobierno (de la Nación) tiene que volver al sendero del diálogo, del consenso y del respeto a las comunidades autónomas", ya que, "preservando Andalucía, se preserva también el valor España", puesto que, desde la Junta, se está "trabajando por el respeto a Andalucía y por el respeto a España en un momento de dificultad, y esperamos, por parte del Gobierno de España, que se actúe con nosotros de la misma manera y con la misma responsabilidad que nosotros lo estamos haciendo con el conjunto del territorio".

En este sentido, la consejera andaluza de la Presidencia ha recordado que Andalucía está comprometida "con el déficit y vamos a cumplir", mediante un plan que, "en el 90% de las medidas de ajuste y de recorte (que incluye) vienen impuestas por el Gobierno de España" y, para el Ejecutivo andaluz, que integran PSOE e IU, "son medidas injustas" y consideran "que se tenía que haber repartido el déficit de otra manera, pero hemos cumplido, y ayer pusimos sobre la mesa un plan responsable con Andalucía y con España, que trabaja por mantener el empleo público y los servicios públicos esenciales, nuestra Educación pública y nuestra Sanidad pública".

300 MILLONES MÁS

En cuanto a los millones de euros más que, por exigencia del Gobierno central, tendrá que sumar la Junta de Andalucía a su plan de ajuste presupuestario, Díaz ha recordado que la Administración andaluza ya había "contemplado 2.700 millones de no disponibilidad", aunque en el plan de ajuste que presentó ayer la Junta al CPFF, "se contemplaban 2.500 millones", de modo que "existen esos 200 millones que, ya en su momento, se plantearon de no disponibilidad".

En cuanto a los 100 millones de euros precisos para alcanzar la cifra de recorte presupuestario planteada para Andalucía por el Gobierno de la Nación, Díaz ha aclarado que será "la consejera de Hacienda la que tendrá que determinar si son exactamente 100 millones o algo menos" y, dicha cuantía, "vendrá de las partidas de inversiones", en las cuales "son ahora mismo en las que está trabajando la responsable de la Consejería de Hacienda" y cuyo detalle "sabremos en cuestión de días", si bien "tendrán un impacto ya menor en el conjunto de las áreas".

REUNIÓN CON SINDICATOS

Por otro lado, respecto a cómo afectará el plan de ajuste de la Junta a los empleados públicos de la Administración autonómica, Díaz ha subrayado que el Gobierno andaluz ha "apostado por el diálogo con los representantes de los trabajadores", teniendo en cuenta que "este plan es necesario para preservar el valor España y que nosotros teníamos que cumplir, como comunidad autónoma, aunque consideremos injustos determinados aspectos", como "el reparto que se ha hecho entre el Estado y las comunidades autónomas".

Sin embargo, la consejera de la Presidencia ha recordado que, "en lo que respecta a la suspensión de determinados complementos de los trabajadores", el Gobierno andaluz se comprometió "a abrir el diálogo con los sindicatos y por eso hoy se reúne la Mesa de la Función Pública, el lunes lo harán las mesas sectoriales y, a lo largo del trámite parlamentario, espero que lleguemos a puntos de acuerdo y de consenso, no solo con los demás partidos políticos, sino también con el conjunto de los representantes de los trabajadores", pues "vamos a hacer un esfuerzo solidario entre todos, pero lo haremos por mantener el empleo público y los servicios públicos en Andalucía".