Aguilar alaba la capacidad de trabajo del presidente del nuevo Consejo Social y éste promete esforzarse

Actualizado 02/02/2006 20:18:46 CET

CORDOBA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU), alabó hoy la capacidad de trabajo del primer presidente del Consejo Social de la Ciudad de Córdoba, Antonio de la Cruz, quien prometió esforzarse en su nuevo cometido, para el que fue elegido hoy en la sesión constituyente de dicho órgano consultivo del Ayuntamiento de Córdoba, que presidió inicialmente Aguilar.

En declaraciones a los periodistas, Aguilar explicó que "Córdoba siempre ha dado ejemplo de lo que es el trabajo autónomo e independiente, el que ya desarrolló el antiguo Consejo Económico y Social (CES), mientras que ahora, con la aplicación de la Ley de Grandes Ciudades, el nuevo Consejo Social será también un órgano donde se podrá trabajar con absoluta y total independencia", sin la tutela del gobierno municipal de IU.

Por lo que respecta al que fuera portavoz municipal de Alianza Popular (AP) y candidato a la Alcaldía de Córdoba con Centristas por Córdoba, el abogado Antonio de la Cruz y, desde hoy, primer presidente del nuevo Consejo Social de Córdoba, Aguilar afirmó que no tiene "la menor duda de que hará un buen trabajo, pues todos conocemos a Antonio de la Cruz, que no sólo trabaja mucho y bien, sino que lo hace con rigor, que sabe mantener la libertad y la independencia que un órgano como el Consejo Social requiere".

En consecuencia, la alcaldesa entiende que, "las grandes cuestiones que el Consejo Social tiene que abordar (dictaminar sobre proyectos de presupuesto municipal o de ordenanzas fiscales, entre otros temas) son lo suficientemente importantes para la ciudad como para que el Consejo funcione de forma dinámica y viva, y eso lo impulsará seguro su presidente, Antonio de la Cruz".

Por su parte, el ya presidente del Consejo Social de Córdoba dijo hoy a Europa Press que había recibido "con satisfacción que se hayan acordado de mí en el Ayuntamiento después de tantos años y, desde luego, este cargo supone para mí una gran responsabilidad, la cual asumo con mucho gusto y voy a procurar, con la colaboración de todos, es decir, de las instituciones, organismos, entidades, asociaciones y colectivos que están presentes en el Consejo, y como es natural, también con el apoyo del Ayuntamiento, hacerlo lo mejor posible y conseguir que el Consejo Social cumpla la finalidad para la que hoy se ha constituido".

De la Cruz aseguró que no llegaba al cargo con ideas preconcebidas sobre qué línea de trabajo debía seguir el nuevo órgano consultivo del Ayuntamiento cordobés, dado que "el Consejo Social será lo que quieran sus propios consejeros, es decir, las posibilidades son inmensas, puesto que el reglamento que determina su funcionamiento es muy amplio y, en consecuencia, seremos los consejeros los que, cuando tomemos contacto en una primera reunión de trabajo y no de carácter institucional, como la de hoy, decidiremos lo que queremos hacer con el Consejo".

Por su parte, el concejal delegado de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Alfonso Igualada, consideró positiva la puesta en marcha efectiva hoy del Consejo Social, cuyo reglamento y composición, según recordó, fue aprobado por el Pleno municipal el pasado mes de junio, pero la demanda de algunos colectivos (ecologistas y mayores), en cuanto su inclusión en el nuevo órgano consultivo del Ayuntamiento cordobés, obligó a una "renegociación" sobre la composición del Consejo Social.

Ello llevó al acuerdo que, por unanimidad, adoptó el Pleno municipal del pasado día 12 de enero, mediante el que el Ayuntamiento cede sus tres vocalías en el Consejo Social a otros tantos representantes de los consejos sectoriales de la ciudad (Mujer, Juventud, Mayores, Ecologistas, Servicios Sociales, Cooperación e Inmigración). Estos representantes se sumaron hoy en el Consejo a los de UGT (tres), CCOO (tres), CECO (seis), Colegios Profesionales (dos), Federación de Asociaciones de Vecinos Al-Zahara (cuatro), CajaSur (uno) y Faecta (uno).

Este arreglo, según subrayó Igualada, "ha permitido, sin que modifiquemos el reglamento, constituir hoy el Consejo Social", en una sesión que inicialmente presidió la alcaldesa, Rosa Aguilar, y en la que se nombró como presidente del Consejo a quien ya aprobó el Pleno municipal para dicho cargo y a propuesta de Aguilar, el ya mencionado Antonio de la Cruz.