Aguilar dice que la petición de dimisión del PP "es prueba evidente de que no tiene alternativas"

Actualizado 19/05/2008 16:33:17 CET

CÓRDOBA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU), afirmó hoy que el hecho de que el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Antonio Nieto, haya pedido la dimisión de la regidora municipal y del responsable de Urbanismo, Andrés Ocaña (IU), por la gestión del Palacio del Sur "es la prueba más evidente de que el PP no tiene alternativas ni iniciativas".

En declaraciones a los periodistas, Aguilar señaló que "cuando uno tiene que llegar a pedir la dimisión de otros responsables políticos es que no tiene nada que ofrecer ni decir". De este modo, dijo que le parece lamentable porque "el PP en ningún caso ha hecho propuesta alguna en relación a un proyecto de ciudad, que se va a hacer realidad".

La alcaldesa subrayó que "ya tenemos un compromiso mucho mayor del que había con anterioridad por parte de la Junta de Andalucía por boca de su presidente y en ese sentido la ciudad tiene que estar tranquila porque vamos a tener ese centro de congresos que necesitamos para fortalecer aún más la candidatura de Córdoba a ser Capital Europea de la Cultura".

Así, lamentó que Nieto, "en vez de celebrar que Córdoba va a tener un palacio de congresos nuevo, se enfade y, como no tiene propuesta ni alternativa, se despacha pidiendo dimisiones, lo cual no tiene ningún valor desde el punto de vista de lo político".

De otro lado, y después del cruce de declaraciones entre Andrés Ocaña y el primer teniente de alcalde, Rafael Blanco (PSOE), en las que ambos han manifestado sus contrarias posiciones sobre el Palacio del Sur, Aguilar respondió que "ha habido opiniones distintas entre dos miembros del gobierno municipal y por ambas partes se ha puesto punto y final porque ahora lo que nos interesa es presentar ante la ciudad las tareas bien hechas".

De igual modo se pronunció hoy también el secretario de Organización del PSOE, Juan Pablo Durán, quien no quiso hablar de tensión entre Ocaña y Blanco y destacó que el gobierno municipal se tiene que poner manos a la obra, dejarse de tanta discusión y las polémicas deben quedar al margen.