Se amplía un mes el plazo para que los afectados por el incendio de Cerro Muriano puedan solicitar ayudas

 

Se amplía un mes el plazo para que los afectados por el incendio de Cerro Muriano puedan solicitar ayudas

Actualizado 04/10/2008 13:56:46 CET

CÓRDOBA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los afectados por el incendio originado en Cerro Muriano el 27 de julio de 2007, y que afectó a 4.100 hectáreas, tras declararse extinguido seis días después, podrán solicitar ayudas hasta finales de mes, ya que el plazo se ha ampliado otros 30 días.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Junta de Andalucía, se ha prorrogado un mes más porque en esta convocatoria se han incluido las ayudas a la elaboración de planes de gestión integrada en la Zona de Especial Protección de Aves y ayudas para el balizamiento y señalización de mallados.

Aparte de esta ampliación, la convocatoria de ayudas se hizo hace unos cinco meses y en concreto se trata de tres tipos, entre las que se encuentran una específica para prevención y lucha contra incendios forestales, otra para la gestión sostenible de los montes en el ámbito de la comunidad autónoma y ayudas para el desarrollo y gestión sostenible de los recursos forestales.

Son tres convocatorias que permitirán a los titulares de las fincas, tanto de las incendiadas, como no, a realizar tareas de mejora en sus explotaciones forestales. En esta convocatoria "se pueden acoger perfectamente los titulares de las fincas privadas que se hayan visto afectadas por el incendio de Cerro Muriano o cualquier otro porque no se trata de una orden específica para este caso", subrayó el delegado de Medio Ambiente, Luis Rey. En este sentido, aclaró que se trata de una ayuda genérica dentro del marco comunitario de apoyo para el periodo 2008-2010.

TRATAMIENTO DE VEGETACIÓN QUEMADA.

De otro lado, informó también de que en cuanto a las fincas de titularidad pública, están trabajando en un plan de restauración en la zona incendiada de Cerro Muriano, concretamente en Obejo. Estas actuaciones tienen tres fases y la primera de ellas consiste en llevar a cabo un tratamiento de la vegetación que se había quemado y medidas contra la erosión.

El proyecto de este trabajo se redactó justo después del incendio, se empezó a trabajar a principios de año y concluirá aproximadamente en el mes de noviembre. Estas actuaciones cuentan con un presupuesto de 1.500.000 euros y consiste en la construcción de una albarrada para evitar la erosión, el apeo de los árboles que están quemados y algunos eucaliptos para la construcción de este tipo de albarrada, así como la construcción de pequeños vivares para el albergue de la fauna del territorio.

Para la segunda fase hay un proyecto redactado ya para la recuperación de todo el matorral mediterráneo y la Junta comenzará a ejecutarlo a principios del año que viene o finales de 2008.

Finalmente, una tercera fase de este proyecto de restauración de los montes públicos que está llevando a cabo la Consejería de Medio Ambiente tardará un par de años más hasta observar cómo ha respondido el territorio a las dos actuaciones anteriores.

ORIGEN DEL INCENDIO

Hay que recordar que el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, afirmó el pasado mes de abril que no había quedado demostrado que el origen del incendio fuera un proyectil sin explosionar que había en el campo de tiro de la base militar.

Martín-Caro explicó que "los informes técnicos no lo dejan tan claro" como se dijo en un principio y, por tanto, los documentos que leyó no demuestran que el origen del incendio fuera un proyectil sin explosionar. De este modo, el pasado mes de febrero, el ministerio público pidió el cierre del proceso.

La Fiscalía tomó esta decisión, concluyendo que no existen indicios de delito, después de analizar los informes pertinentes, como el facilitado por el Infoca y el atestado que realizó el Seprona.

En su día, la Inspección General del Ejército lamentó el daño producido con motivo del incendio, que afectó a 4.100 hectáreas, y aclaró que "los proyectiles que utiliza el ejército no explosionan con altas temperaturas ambientales, en cambio, sí pueden hacerlo si se produce o se provoca un fuego o se manipulan".

Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente remitió en agosto del año pasado al fiscal jefe un informe del Infoca que situaba en el interior del campo de tiro de la base militar de Cerro Muriano (Córdoba) el "foco único inicial" del incendio.

El delegado de Medio Ambiente ya explicó también que dicho informe fue elaborado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, adscrita al Infoca e integrada por agentes de Medio Ambiente, los cuales determinaban, además, que "la causa probable del incendio fue la ignición de restos de munición presentes en el interior del campo de tiro, sin que se haya podido detallar el tipo de munición".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies