El Centro de Almacenamiento de Residuos Radiactivos de El Cabril realiza un simulacro de emergencia

Actualizado 24/04/2008 17:10:35 CET

CÓRDOBA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Almacenamiento de Residuos Radiactivos de Baja yMedia Actividad El Cabril, que gestiona en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba) la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), ha realizado hoy el preceptivo simulacro anual, conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior, con un balance positivo en cuanto a un posible efecto en el entorno.

Según informó hoy en un comunicado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), el simulacro ha sido seguido de forma integral por representantes del propio CSN. La actuación del consejo se ha desarrollado desde la Sala de Emergencias (Salem), realizando el seguimiento de la instalación y de las actuaciones deltitular de la misma (Enresa) para la recuperación de las condiciones de seguridad y para la adopción de medidas de protección radiológica.

El escenario del simulacro de emergencia ha consistido en un incendio, iniciado a las 10.00 horas, en el laboratorio activo de verificación de la calidad -concretamente en la sala de preparación de muestras- y ha dado lugar a la supuesta contaminación de dos personas, un bombero en la mano, y un operario en la boca, en las fosas nasales y en la cara.

La primera notificación tuvo lugar a las 10.20 horas y supuso la activación del plan de emergencia en el emplazamiento (categoría 3), con lo que el CSN activó consecuentemente su Organización de Respuesta a Emergencias en Modo 1, que supone la activación de la Salem y del retén.

Simultáneamente, durante el simulacro, se movilizó la brigada de bomberos propia de la instalación, cuya labor bastó para extinguir el incendio, sin necesidad de recurrir a refuerzos exteriores. La supuesta emisión radiactiva producida durante la evacuación delos humos al exterior careció de significación radiológica.

Según las estimaciones recibidas de Enresa, el supuesto siniestro de este tipo no habría producido impacto en el entorno. Un accidente de esta naturaleza habría sido clasificado con un nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies