La Junta colaborará con los agricultores y ganaderos de la Zepa del Guadiato para el desarrollo de la comarca

Actualizado 08/08/2008 17:17:01 CET

CÓRDOBA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los agricultores y ganaderos cuyas explotaciones estén incluidas en la Zona de Especial Protección de Aves Esteparias (ZEPA) podrán elaborar un Plan Técnico de Gestión Integrada para obtener la autorización para el desarrollo de cierta actividades relacionadas con la gestión de sus explotaciones, por lo que la administración colaborará para el desarrollo de la comarca.

En un comunicado, la Junta informó de que dicho plan está concebido para concentrar al máximo las gestiones administrativas necesarias y las explotaciones que dispongan del mismo contarán con una valoración preferente en los criterios de aplicación para la concesión de ayudas.

Se ha establecido una serie de ayudas para los propietarios de los terrenos incluidos en la zona de especial protección del Guadiato como una línea de subvenciones, con fondos del Programa de Desarrollo Rural, para los sistemas agrarios de especial interés para las aves esteparias o incentivos para la conservación y mejora de estas especies.

La aplicación de las medidas de conservación para las aves destinadas a evitar los impactos negativos de líneas eléctricas existentes, se contemplarán de forma preferente en las ayudas que se establezcan para transporte y distribución de energía y para mejora de explotaciones agrarias. Asimismo, se fomentará la revalorización de la producción agrícola y ganadera a través del impulso de marcas de calidad.

Por otro lado, se establecerá una línea de ayudas que promueva el desarrollo de acciones y actividades sostenibles, tales como el turismo rural y ornitológico, entre otras.

Las actividades empresariales que se instalen en el área de influencia del espacio protegido se beneficiarán de forma especial del programa de incentivos para el fomento de la innovación y el desarrollo.

La Junta apuesta por el impulso de actividades emergentes y creación de empleo en la zona de especial protección. Por ello, se promoverán aquellas iniciativas que permitan la preservación de los valores de la zona de especial protección, junto a un desarrollo sostenible del territorio.

La Administración autonómica promoverá con los titulares de las explotaciones agrarias una serie de actuaciones como gestión y manejo de cultivos, el mantenimiento de condiciones adecuadas de hábitats, la disminución de efectos contaminantes asociados a determinadas prácticas agrarias, desarrollo e impulso de la agricultura y ganadería ecológicas, la producción integrada y la agricultura de conservación, la modificación, sustitución y balizamiento de los cerramientos, arreglo de tejados y cubiertas e instalación de nidales y la integración de los aprovechamientos cinegéticos con la conservación de las aves esteparias.

La Junta de Andalucía sostiene que la zona de especial protección para las aves es una opción de futuro. De hecho "la actual reforma de la Política Agraria Común de la UE refuerza el objetivo de orientar el sector ganadero hacia los principios del desarrollo sostenible". Dichos principios priman la puesta en marcha de sistemas de explotación en los que se minimice la afección al medio, se impulse la puesta en valor de los recursos naturales y se apueste por la creación de riqueza.

El atractivo que supone para el turismo, el reconocimiento de la denominación de origen de los productos principales de la zona o la propia priorización que suponen los espacios protegidos a la hora de recibir todo tipo de ayudas, son ejemplos de esta realidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies