Más de un centenar de cordobeses asistirán en Roma a la beatificación de los mártires de la Guerra Civil

Actualizado 24/10/2007 14:16:18 CET

CÓRDOBA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 120 personas asistirán junto a la Curia de la Diócesis de Córdoba, con el obispo Juan José Asenjo a la cabeza, el próximo domingo en Roma al acto de beatificación de 498 mártires españoles, 27 de ellos cordobeses, que fueron víctimas de "la persecución religiosa en España" durante la Guerra Civil (1936-1939).

Según la información facilitada a Europa Press por el Obispado de Córdoba, estas personas, entre las que se cuentan concejales de la capital cordobesa y de ayuntamientos de la provincia, acompañarán al obispo de Córdoba y a otros miembros de la Curia cordobesa, como el vicario episcopal de la Sierra, Jesús María Perea, y el vicario de Economía, Fundaciones y Patrimonio, Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil.

También partirán hacia Roma el próximo sábado, como parte de esta delegación cordobesa, el director del Secretariado de Peregrinaciones, Carlos Linares, y el director del Secretariado Diocesano para la Causa de los Santos, Miguel Varona Villar, además de varios sacerdotes.

Sin embargo, la delegación cordobesa encabezada por Asenjo no será la única representación de la provincia de Córdoba unque no son los únicos cordobeses que asistirán el próximo domingo, en la Plaza San Pedro del Vaticano, a la ceremonia de beatificación que presidirá el cardenal José Saraiva Martins, representante del Papa y prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ya que muchos otros cordobeses también estarán presentes en el acto, pero como parte de las peregrinaciones a Roma organizadas por los Salesianos, Franciscanos o particulares.

En cualquier caso, el programa de la visita a Roma y el Vaticano no concluye para la delegación cordobesa con el fin del acto de beatificación, sino que al día siguiente tomarán parte en la Misa de Acción de Gracias y asistirán a la Audiencia General con el Papa, Benedicto XVI, mientras que para el próximo martes está prevista la visita a las Catacumbas, donde se celebrará la Eucaristía.

Por otro lado, las dos copias de las actas del proceso informativo sobre un presunto milagro atribuido a la intercesión del Padre Cristóbal de Santa Catalina en Córdoba serán entregadas por su cursor, Miguel Varona, en la Congregación para las Causas de los Santos, mientras que, el próximo miércoles, la delegación se trasladará a Asis y visitará la Basílica de San Francisco y la Basílica de Santa Clara, antes de la celebración de la Eucaristía.

Por último, entre el jueves y el domingo de la próxima semana, la delegación cordobesa visitará igualmente diversos templos y monumentos en las ciudades italianas de Siena, San Gimignano, Venecia, Florencia y Pisa.

ACTO DE "JUSTICIA Y GRATITUD".

Por su parte, el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, ya dijo el pasado septiembre, a través de una carta pastorial, que cree un acto de "justicia y gratitud" la prevista beatificación, el próximo en Roma, de los mencionados 498 mártires, 27 de ellos cordobeses, que fueron víctimas de "la persecución religiosa en España" durante la Guerra Civil (1936-1939), sin que con ello se pretenda "reabrir viejas heridas".

El obispo de Córdoba destacó que dicho acto de beatificación será el más numeroso "en toda la historia de la Iglesia", como resultado de 23 causas promovidas por distintas congregaciones religiosas y por las diócesis de Toledo, Ciudad Real y Cuenca.

Pero, según subrayó Asenjo, "con esta ceremonia, la Iglesia no pretende reabrir viejas heridas, ni saldar las cuentas pendientes de quienes murieron perdonando a sus enemigos", sino que "sólo pretende cumplir con un deber de justicia y gratitud, honrar a nuestros mártires, poner ante la mirada de toda la Iglesia el heroísmo y la fortaleza de quienes murieron por amor a Jesucristo, y mostrar a los cristianos de hoy el testimonio de su vida cristiana, vivida hasta sus últimas consecuencias".

Además, la beatificación de estos mártires se hace necesaria "de modo especial en estos momentos, en los que, al tiempo que se difunde la mentalidad laicista, la reconciliación parece amenazada en nuestra sociedad", y por ello "los mártires que murieron perdonando son el mejor aliento para que todos fomentemos el espíritu de reconciliación".

Entre los futuros beatos se cuentan los referidos 27 mártires vinculados a la Diócesis de Córdoba. Siete nacieron en ella y todos están incluidos en la causa promovida por la Sociedad de San Francisco de Sales (Salesianos). Cuatro fueron sacerdotes y miembros del citado instituto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies