El PSOE, dispuesto a gobernar Nueva Carteya en el lugar de IU y sin aplicar medidas económicas especiales

Actualizado 22/01/2008 14:30:39 CET

El ex alcalde socialista afirma que la deuda del Consistorio apenas supera el millón de euros, frente a los más de tres que anunció IU

CÓRDOBA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, afirmó hoy que los socialistas, que tienen igual número de concejales que IU (seis) en el Ayuntamiento de Nueva Carteya (Córdoba), están dispuestos a volver al gobierno municipal, ahora en manos de IU, y gestionar la economía del Consistorio sin aplicar las medidas especiales que exige IU.

En rueda de prensa, Durán subrayó que "los carteyanos pueden estar tranquilos porque, si el actual alcalde de IU es incapaz de gestionar la situación, que se vaya, porque el PSOE tiene equipo y capacidad para gobernar y hacer más que lo ya ha hecho por Nueva Carteya durante los ocho años anteriores, tiempo en el que se realizaron más inversiones que nunca y Antonio Ramírez --anterior alcalde del PSOE-- nunca pidió que le hicieran el trabajo", que es lo que, según argumentó, intenta ahora, de forma "irresponsable, haciendo un uso electoralista del Ayuntamiento", la IU "más extremista".

Frente a ello, Durán anunció que "los socialistas están dispuestos a hacerse cargo de la situación, sin necesidad de aplicar medidas especiales, con un alcalde y un equipo que se dedicarán, de verdad, a gobernar y trabajar por su pueblo", atajar la deuda municipal y aplicar "el plan de saneamiento aprobado en 2005".

A esta aseveración se sumó el portavoz municipal del PSOE y ex alcalde de la localidad, Antonio Ramírez, quien aseguró que IU "juega a la estrategia de cuanto peor, mejor", al anunciar públicamente que la situación de las arcas municipales es insostenible y que requiere, lo cual exigió el gobierno municipal de IU mediante un encierro en el Ayuntamiento el pasado fin de semana, la adopción de medidas especiales por parte de la Junta de Andalucía y de la Diputación cordobesa, por ser imposible aplicar un plan de saneamiento financiero.

Frente a esto, Ramírez aclaró que "IU no quiere gobernar, pues su único objetivo es que no gobierne el PSOE", y para ello, al anunciar que la mala gestión del anterior gobierno municipal socialista ha elevado la deuda del Consistorio por encima de los tres millones de euros, movilizando por ello a la población contra el PSOE, "lo que está promoviendo es la confrontación, provocando una fractura social" en la localidad".

DEUDA DE UN MILLÓN.

El portavoz municipal socialista afirmó que, en realidad, la deuda del Consistorio apenas supera el millón de euros y recordó que el pasado noviembre el Pleno aprobó la propuesta de IU de suscribir préstamos por casi 600.000 euros, "con un informe favorable del secretario municipal que decía que no había problema, que el Ayuntamiento podía hacer frente al futuro pago de los créditos", lo cual contrasta con el escenario planteado por IU.

De la ejecución de tales préstamos "no se sabe nada, como tampoco tiene el PSOE constancia oficial, ya sea en comisión de cuentas o en Pleno, del borrador de informe hecho por la Diputación de Córdoba sobre la situación económica municipal", usado por IU para criticar al PSOE a cuenta de una deuda "que no se ha querido analizar con detalle por IU en el Ayuntamiento y que sitúa en más de tres millones de euros, cuando la cifra exacta es de 2,7 millones, pero es que tampoco es esa cantidad es correcta".

Así, según detalló Ramírez, de esos 2,7 millones, "un total de 1,2 millones están ya pagados", quedando pendientes 556.000 euros, por un lado, que corresponden a préstamos, y 897.000 euros, por otra parte, que se refieren a facturas pendientes de pago, siendo la suma de estas dos últimas cifras la que conforma la deuda municipal, aunque habría que restarle los 300.000 euros que, mediante subvención del Poder, va a recibir el Ayuntamiento.

El resultado final es ese poco más de un millón de euros de deuda, cifra que también dejó en 1999 IU tras su paso anterior por el gobierno municipal, aunque con la diferencia respecto al PSOE, según subrayó Ramírez, de que el PSOE, tras ocho años en la Alcaldía de Nueva Carteya, dejó un nuevo Centro de Salud, la Casa de la Cultura, un nuevo instituto, dos promociones de viviendas sociales, un polígono industrial y otros proyectos, ahora en marcha, "que han hecho de Nueva Carteya un pueblo moderno, que está en el mapa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies