El Reina Sofía afirma que en todo momento se ha cumplido la normativa de trasplantes con el bebé fallecido

Actualizado 05/07/2007 19:41:55 CET

CÓRDOBA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba aseguró hoy que, "en todo momento se ha cumplido la legislación española vigente en materia de donación y trasplante" con el bebé de 18 meses fallecido esta madrugada en el complejo hospitalario cordobés mientras se le practicaba un trasplante de hígado.

En este sentido y a través de un comunicado remitido hoy a Europa Press, desde el Reina Sofía se recordó que el bebé, aquejado de una atrofia de las vías biliares desde que nació y cuya madre reclamó ayer un cambio en los criterios de prioridad de trasplantes que establece la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), se encontraba hospitalizado en la UCI Pediátrica del Hospital Universitario Reina Sofía en lista de espera para recibir un nuevo hígado.

De esta forma, en el momento en que se produjo una donación compatible con el niño, el equipo de trasplante del hospital cordobés procedió, "con la mayor celeridad posible", a realizar la intervención pero, "desafortunadamente, la situación clínica en la que se encontraba el bebé impidió el éxito" de la misma.

En este punto, desde el Reina Sofía se recalcó que "en todo momento se ha cumplido la legislación española vigente en materia de donación y trasplante, que persigue obtener el beneficio general de toda la población y garantizar los principios de igualdad, transparencia y justicia".

De hecho, "el bebé se encontraba en situación preferente a la espera del órgano que le permitiera seguir viviendo, aunque no en 'Código Cero', puesto que no cumplía ninguno de los requisitos de inclusión para trasplante hepático".

Estos criterios son "la insuficiencia hepática aguda grave en ausencia de hepatopatía previa y/o retrasplante en los primeros siete días, salvo en receptores de menos de 15 años, pues para ellos se amplía hasta los próximos 30 días".

El niño nació en Granada en diciembre de 2005 y en septiembre de 2006 se sometió a un trasplante de donante vivo emparentado (se le trasplantó parte del hígado de su madre), en el Hospital Universitario Reina Sofía, por una malformación de nacimiento en el hígado. Tras unos meses de evolución satisfactoria, sufrió una trombosis del injerto, situación que motivó su inclusión en lista de espera activa para retrasplante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies