La Policía Nacional destruye 1.850 kilos de hachís de una organización que distribuía en Europa

 

La Policía Nacional destruye 1.850 kilos de hachís de una organización que distribuía en Europa

Actualizado 16/06/2008 14:12:27 CET

CÓRDOBA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Córdoba han destruido 1.850 kilos de hachís en cumplimiento de lo dictado por el Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, una vez realizado los perceptivos análisis por personal cualificado del área de Sanidad, que han determinado la pureza de la sustancia.

Según informó la Policía en un comunicado, esta sustancia fue intervenida el año pasado como consecuencia de una llamada anónima que informaba de que un camión frigorífico que estaba circulando por carreteras cordobesas ocultaba en su interior gran cantidad de hachís.

Ante esta información se estableció un dispositivo, fruto del cual pudo ser localizado el vehículo, circulando en dirección a Madrid, a la altura de Villa del Río (Córdoba). Una vez se pudo detener el camión cerca de la localidad de Andújar (Jaén), en julio de 2007, se procedió a la inspección del interior donde en el fondo del remolque se encontraron 59 fardos que contenían en su interior tabletas de polen hachís, que una vez pesado arrojó un total de 1.850 kilogramos.

A raíz de dicha detención y por la información obtenida, la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado Central (Udyco) continuó con la investigación pudiendo desarticular una organización criminal que distribuía sustancia estupefaciente en los distintos países de la Unión Europea utilizando una flota de camiones tipo TIR que aportaba cobertura legal a la actividad delictiva.

La operación policial se desarrollo en colaboración de la Policía de Nápoles y Milán y culminó con la detención de seis personas, tres en España y otras tres en Italia. Entre los detenidos figuraba el propietario de la empresa de trasporte ubicada en Alcira (Valencia).

Esta empresa disponía de una nave industrial en dicha localidad, donde los vehículos eran preparados con 'caletas' que ocultaban las sustancias estupefacientes para su posterior distribución por Europa. Esta empresa no era la poseedora de los estupefacientes distribuidos sino que el propietario estaba en contacto con distintas organizaciones criminales, cuyos dirigentes le efectuaban los encargos, indicándole el lugar donde tenía que retirar la mercancía, así como los puntos de entrega de la misma. Los camiones de su empresa se encargaban del resto de la infraestructura del transporte.

Además de los 1.850 kilogramos de hachís, intervenidos por funcionarios de la Comisaría de Córdoba, se intervino en Milán 440 kilogramos de hachís y en Nápoles 52 kilogramos de cocaína.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies