Un tribunal militar anula la sanción impuesta a un guardia civil de Tráfico por tener un accidente

 

Un tribunal militar anula la sanción impuesta a un guardia civil de Tráfico por tener un accidente

Actualizado 16/08/2007 15:21:29 CET

CÓRDOBA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Militar Territorial Segundo, con sede en Sevilla, ha resuelto, en una reciente sentencia, anular la sanción disciplinaria que se le impuso por mandos superiores a un guardia civil del Subsector de Tráfico destinado en Lucena (Córdoba) a resultas de tener un accidente de tráfico con la motocicleta oficial durante un servicio.

Según informó hoy la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), dicha sentencia se refiere a unos hechos ocurridos en junio de 2005, cuando el citado agente fue comisionado al destacamento de Tráfico de Cádiz, para reforzar dicha unidad durante la Operación Verano de 2005, y cuando se encontraba prestando servicio el día 28 de junio de 2005 sufrió un accidente al colisionar la motocicleta oficial que conducía con la parte posterior de la motocicleta del otro compañero con el que prestaba servicio en ese momento.

Ello fue debido a que un ciclomotor circulaba a gran velocidad y de manera antirreglamentaria por una vía cortada al tráfico, para no colisionar con dicho ciclomotor, tuvo que maniobrar rápidamente, no pudiendo evitar impactar con la otra motocicleta oficial, aunque con consecuencias leves.

El alférez jefe del Destacamento de Cádiz entendió que el guardia de Lucena no había prestado la suficiente atención a la conducción y le impuso una sanción disciplinaria. Al no estar conforme con ello, el agente, asesorado por los servicios jurídicos de AUGC, elevó recurso en vía administrativa ante el capitán jefe del Subsector de Tráfico de Cádiz y posteriormente ante el teniente coronel jefe del Sector de Tráfico de Sevilla, pero ambos desestimaron su solicitud y confirmaron la sanción impuesta.

Por ello, interpuso un recurso contencioso-disciplinario ante el ya citado Tribunal Militar Territorial Segundo, el cual ha anulado la sanción disciplinaria impuesta y las resoluciones confirmatorias de los dos jefes de Tráfico, por haberse vulnerado el derecho de presunción de inocencia del agente y el principio de legalidad, ya que durante el proceso quedó suficientemente probado que el accidente se debió a una causa ajena y concreta, la aparición de un ciclomotor cuyo conductor respetó el corte de una vía, por la que circulaba a una velocidad excesiva.

La sentencia afirma que en este caso el procedimiento sancionador adolece de "falta de motivación" y que "por ello debe considerarse que no ha habido prueba de cargo suficiente y razonable para considerar autor al demandante de los hechos que se le imputan, con vulneración por tanto del derecho a ser presumido inocente hasta que se demuestre lo contrario, y con vulneración por tanto del artículo 24.2 de la Constitución Española".

De igual modo, la sentencia expone que "es evidente que la causa del accidente fue la concurrencia de un hecho imprevisible, o que de haber sido previsto no pudo evitarse, sin que fuera exigible al conductor del vehículo conducta distinta a la que realizó, no pudiendo imputársele en su conducta ningún género de culpa", y por ello "las resoluciones impugnadas son contrarias al principio de legalidad, infringiendo lo dispuesto en el artículo 25.1 de la Constitución Española".

En consecuencia y según la AUGC, "ha quedado demostrado una vez más que los mandos de la Guardia Civil actúan en muchas ocasiones de un modo irregular y exagerado contra los guardias civiles, conculcando sus derechos y sin importarles lo más mínimo el daño que ocasionan".

A juicio de la AUGC, "los mandos tienen una impunidad total y los guardias se sienten indefensos, lo cual debería cambiarse de modo urgente, estableciendo los poderes públicos las medidas necesarias para acabar con este tipo de situaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies