Cs critica que Junta tenga "paralizado" el anteproyecto de Ley de Mecenazgo desde 2013

 

Cs critica que Junta tenga "paralizado" el anteproyecto de Ley de Mecenazgo desde 2013

El diputado de C's José Antonio Funes
EUROPA PRESS/C'S
Actualizado 25/03/2017 12:08:41 CET

SEVILLA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos (Cs) ha criticado que el Gobierno andaluz tenga "paralizado" el anteproyecto de la Ley de Mecenazgo desde 2013 y ha reclamado que llegue a la Cámara antes de que finalice el presente periodo de sesiones, constituyendo la aprobación de esta normativa el punto número 16 del acuerdo de investidura firmado con el PSOE-A, incluido en el capítulo de medidas para fomentar el empleo.

Así lo ha indicado a Europa Press el parlamentario de Cs José Antonio Funes, quien ha explicado que su formación preguntará a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, en el Pleno del Parlamento de la semana que viene, "en qué estado se encuentra la Ley de Mecenazgo y cuándo piensa traerla a esta Cámara para su tramitación".

Funes ha asegurado que una ley que lleva "cuatro años dormida en un cajón no es una prioridad" para el Gobierno, quizás por las reducciones fiscales que plantea para las empresas como "aliciente" para que inviertan en cultura, un sector que debe ser "un segmento fundamental" para el desarrollo turístico y la creación de empleo.

El diputado de Cs ha señalado que una vez que se ha llegado al ecuador de la legislatura, y ante la posibilidad de un adelanto electoral, se hace necesario que esta normativa llegue a la Cámara cuanto antes para que pueda tramitarse y aplicarse antes de que finalice la legislatura, "y no vuelva a quedarse en un cajón".

CONTENIDO DEL ANTEPROYECTO DE LEY

En junio de 2013, el Consejo de Gobierno dio luz verde a la tramitación del anteproyecto de Ley de Mecenazgo de Andalucía, que pretendía contrarrestar la subida del IVA cultural mediante desgravaciones fiscales, de las que se podrían beneficiar unos 3,5 millones de andaluces.

Según se recogía en el anteproyecto, se podría desgravar -en el tramo autonómico del IRPF- el 15 por ciento en las cantidades empleadas --hasta un límite de 240 euros-- para la adquisición de bienes culturales (como libros u obras de arte) o para el disfrute de servicios (entradas de teatro, cine, conciertos y exposiciones).

La medida, según explico el consejero de Cultura y Deportes por aquel entonces, Luciano Alonso, beneficiaría a más del 80 por ciento de los contribuyentes andaluces y sus familias, ya que el límite que se fija en el tramo de renta es de hasta 45.000 euros en las declaraciones individuales y de 55.000 euros en las conjuntas.

El anteproyecto establecía también reducciones de las cargas por transmisión de empresas y fórmulas de mecenazgo abiertas a toda la ciudadanía y orientadas especialmente al beneficio de las pymes.

La norma pretendía superar el actual modelo que hace depender la financiación de la cultura de las ayudas públicas, e instaurar un nuevo marco basado en la colaboración público-privada, ha explicado en rueda de prensa el consejero de Cultura, Luciano Alonso.

Otra novedad de ley era la deducción a que tendrá derecho el contribuyente por la realización de donaciones a fundaciones y consorcios con fines de interés cultural, que será del 15 por ciento con un límite de 240 euros, la misma desgravación se establece en relación con entidades del sector con ánimo de lucro.

MICROMECENAZGO

Con ello se extenderían a toda la industria cultural las nuevas fórmulas de financiación de la cultura a través de pequeñas aportaciones de los ciudadanos, el llamado micromecenazgo, que encontrará en la futura norma su soporte legal.

Por su parte, las modificaciones en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones reducirían las cargas por la transmisión de empresas o negocios de carácter cultural, contribuyendo así al mantenimiento y a la creación de empleo en el sector.

Se rebajaría al mínimo la tributación por estos conceptos, con una reducción del 99,99 por ciento de la base imponible para las empresas cuyos fondos propios sean inferiores a 200.000 euros.

En cuanto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, se fijarían tipos de gravamen reducido para las transmisiones de bienes del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz que vayan a ser incorporados a empresas, actividades o proyectos de carácter cultural (3,5 por ciento en el caso de muebles y 6 por ciento en inmuebles).

También habría bonificaciones del 15 por ciento para donaciones de terceros destinadas a bienes de interés cultural de titularidad autonómica y a las inversiones de los propios propietarios.

Por otra parte, para optimizar los recursos públicos se creará una tasa para el uso especial de los edificios culturales de la Junta, que podrán ser utilizados para actos sociales, institucionales o privados, salvaguardando los horarios de atención al público.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies