Dastis pide a Israel que ponga fin al uso "inaceptable" de fuerza "desproporcionada" ante las protestas en Gaza

 Dastis Acude A La Reunion Con Sus Homólogos De La Unión Europea
Europa Press/Archivo
Publicado 15/05/2018 9:15:05CET

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha hecho este martes un llamamiento al Ejecutivo de Israel para que ponga fin al uso "absolutamente inaceptable" de fuerza "desproporcionada" ante las protestas que han estallado en la frontera de la Franja de Gaza por el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén.

Dastis se ha pronunciado de este modo en declaraciones a los periodistas antes de participar en un desayuno informativo en Sevilla al ser preguntado por la muerte de civiles por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes en el marco de las protestas en la frontera de la Franja de Gaza.

El titular español de Exteriores ha hecho un "llamamiento a parar el uso de la fuerza, especialmente de la fuerza desproporcionada, y a poner fin a las muertes y a los heridos" porque "no es la manera de actuar".

En su opinión, "para hacer frente a manifestaciones a veces hay que desarrollar una fuerza, pero limitada, pero lo que no se puede es utilizar armas de fuego y causar muertes". "Eso es absolutamente inaceptable", ha concluido.

El Gobierno español ya se mostró este lunes "consternado por el elevado número de manifestantes muertos y heridos" en las protestas y realizó un llamamiento "urgente a la contención de todos los actores" que, a su juicio, "deben evitar cualquier medida en los próximos días que provoque más víctimas".

"El Gobierno apoya las legítimas aspiraciones de Israel de vivir en seguridad y de los palestinos de contar con un Estado propio y considera que la solución de dos estados, Israel y Palestina, conviviendo dentro de fronteras seguras es la mejor manera de satisfacer dichas aspiraciones", trasladó entonces el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

En este sentido, señaló que es "urgente que se reanuden las negociaciones de paz para que ambas partes, con el apoyo de la comunidad internacional, acuerden dicha solución política". Además, recordó que el estatus de Jerusalén "debe ser una cuestión central de las negociaciones" y, por ello, confirmó su intención de "no trasladar" la Embajada española en Israel "en cumplimiento de las resoluciones de la ONU".