Andalucía registra un descenso del 3% de fumadores en los últimos cuatro años

 

Andalucía registra un descenso del 3% de fumadores en los últimos cuatro años

Contador
Recursos de gente fumando.
EUROPA PRESS
Actualizado 31/05/2017 14:46:38 CET

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos firma un convenio con la Junta para adherirse a la red de espacios libres de humo

SEVILLA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma andaluza ha registrado un descenso del 3 por ciento en el número de personas que consume tabaco a diario en los últimos cuatro años, tal como se desprende de la última Encuesta Andaluza de Salud, en una tendencia a la baja que, no obstante, también refleja diferentes desigualdades sociales, centradas en la disparidad de los datos entre los fumadores con alto y bajo poder adquisitivo --hay una preponderancia del hábito entre personas desempleadas o incapacitadas para trabajar--, así como entre los que cuentan con estudios superiores y los que no.

Concretamente, entre 2011 y 2016 se ha producido un descenso de fumadores diarios de un 5,4 por ciento en varones y también se da un descenso en las mujeres de 0,6 por ciento, del 25,2 a 24,6 por ciento, en lo que supone una diferencia de género, siendo con todo más los hombres fumadores que las mujeres.

Esta encuesta se ha realizado a 6.569 personas y da cuenta de este descenso en una epidemia que sigue siendo la principal causa de morbilidad y de mortalidad prematura evitable en todo el mundo, provocando anualmente más de 52.000 muertes en España y alrededor de 10.000 en Andalucía, según ha precisado en rueda de prensa el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso.

Las intervenciones del Ejecutivo autonómico se centran en labores de concienciación e información y en el desarrollo de espacios sin humo, al estar científicamente constatado que se trata de una medida que produce buenos resultados. Así, según la encuesta, todavía un 27,9 por ciento de la población consume tabaco diariamente --el mayor porcentaje se produce entre los 25-54 años--, aunque se registra una reducción "considerable" del 8 por ciento en los hombres desde 2003, mientras que el número de jóvenes se ha reducido casi a la mitad, pasando del 7,9 por ciento en 2011 al 4 por ciento en 2015.

Sin embargo, preocupan las mencionadas desigualdades reflejadas en el sondeo. El descenso se produce en todos los niveles de estudios --siendo más pronunciado en los superiores-- y en los de ingresos, excepto en el de menor ingresos, que es ascendente y que tiene el mayor porcentaje de fumadores diarios.

En este sentido, hay que subrayar el hecho de que fuman en un mayor porcentaje de casos las personas desempleadas e incapacitadas para trabajar, tanto entre hombres como entre mujeres, seguidas por las que trabajan. A mayor nivel de ingresos, hay menos fumadores diarios: los exfumadores corresponden en más alto porcentaje a la clase con mayor poder adquisitivo.

Por otra parte, el consumo medio de cigarrillos baja de 14,4 cigarrillos en 2011 a 12,6 en 2016. Además, desciende en todas las franjas de edad. Solo asciende ligeramente en los mayores de 75 años ligeramente.

El retraso en la edad media de inicio al hábito se mantiene respecto a la de 2011 y se sitúa en 16,9 años. No obstante, el porcentaje de personas que empieza a fumar antes de los 20 años se reduce, pasando de un 27,9 por ciento en 2011 a un 24,7 por ciento en 2016.

Hay que destacar que también se ha reducido el porcentaje de personas expuestas al humo de tabaco en el hogar --un 24,2 por ciento en 2016 frente al 34,3 por ciento en 2011--, tanto entre hombres como entre mujeres, representando el 23,1 por ciento de ellos y el 25,3 por ciento de ellas. Finalmente, en Andalucía el 75 por ciento de las personas fumadoras desea dejar de hacerlo.

CASI 80.000 INSPECCIONES EN 2016

Durante el pasado año 2016, un total de 74.099 personas fumadoras recibieron ayuda para abandonar el hábito tabáquico a través de intervenciones básicas, que recibieron 51.778 personas --26.166 hombres y 25.612 mujeres-- y de intervenciones avanzadas, que llegaron a 22.321 fumadores --10.205 hombres y 12.116 mujeres--.

En lo que va de año, hasta el 30 de marzo se ha atendido a 12.175 personas fumadoras, de las cuales 9.878 personas a través de una intervención avanzada individual --4.800 hombres y 5.078 mujeres-- y a 2.297, mediante una intervención avanzada grupal --1.004 hombres y 1.293 mujeres--.

Por otro lado, desde 2007 hasta 2016 los técnicos de protección de la salud han realizado en Andalucía un total de 519.732 controles oficiales a establecimientos de hostelería para confirmar el cumplimiento de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo. Durante el pasado año se realizaron 77.025 controles y el 96,8 por ciento de los establecimientos cumplían la normativa, imponiéndose sanciones a los infractores por valor de 360.000 euros. Durante el primer trimestre de 2017, a 31 de marzo, se han realizado en Andalucía un total de 19.828 controles oficiales en 16.785 establecimientos, observándose un cumplimiento de la normativa en un 97 por ciento de los establecimientos.

CONTRA LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Alonso, por lo demás, ha incidido en la dificultad de estimar el coste sanitario del tabaquismo en la atención andaluza, dada la influencia del hábito en otras patologías más allá de las pulmonares obstructivas crónicas y el cáncer de pulmón.

Sobre los cigarrillos electrónicos, la Junta trabaja con organismos internacionales y remite a la legislación estatal en tanto que administración competente --como ha hecho también en cuanto a la financiación de los fármacos actualmente existentes para combatir el fenómeno--, si bien el consejero recuerda que "parece que contribuyen a crear adicción".

Asimismo, Alonso se ha pronunciado sobre la posibilidad de prohibir fumar en coches con niños, apuntando a la dificultad de aplicar este postulado, aunque "creemos que todos los lugares deben ser libres de humo y no nos parecería mal todo aquello que contribuya a la disminución del consumo de tabaco".

CONVENIO CON EL CACOF

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial sin Tabaco, Salud ha firmado un convenio con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof) mediante el cual éste se ha adherido a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (Rasselh).

Con esta firma, el Cacof aporta sus 3.800 farmacias adscritas a los 441 centros que conforman actualmente la red, a la que están adheridos un total de 41 hospitales y 385 unidades de atención primaria, así como 24 organizaciones de distintos ámbitos. De ellos, 51 están acreditados en el nivel bronce y 13 en el nivel plata.

El consejero ha tenido palabras de agradecimiento para los representantes de los colegios farmacéuticos andaluces, así como para el conjunto de profesionales que desarrollan su labor en las farmacias andaluzas, poniendo en valor que "con esta firma, la corporación farmacéutica andaluza vuelve a demostrar su compromiso con la salud de la población y con las estrategias que está desarrollando Andalucía".

De su lado, el presidente del Cacof, Antonio Mingorance, ha recordado que las farmacias son "espacios de salud", abiertas a la sociedad y a cualquier iniciativa que suponga una mejora de la salud. "Queremos un uso racional de los farmacéuticos", ha agregado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies