La delimitación de las posibles fosas comunes en el barranco de Víznar arrancan este martes

 

La delimitación de las posibles fosas comunes en el barranco de Víznar arrancan este martes

Actualizado 17/06/2013 23:01:08 CET

GRANADA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos previos a las catas arqueológicas que se prolongarán durante unos dos o tres meses en el Barranco de Víznar, en Granada, culminarán a lo largo de esta semana, con la georreferenciación de los espacios, y la delimitación a nivel topográfico de las posibles fosas de este enclave, donde se calcula que podría haber unas 2.000 víctimas de la Guerra Civil.

Así lo ha señalado a Europa Press el arqueólogo encargado de coordinar los trabajos, Iván Sánchez, que ha indicado que las tareas de georreferenciación arrancan este martes, con el objetivo de que las perforaciones arqueológicas comiencen ya el próximo lunes 24 de junio.

Los trabajos, impulsados por la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía a petición del Ayuntamiento de Víznar, se centrarán en un área de unos 10.000 metros cuadrados, donde, por los testimonios escritos y orales que constan, podrían encontrarse un total de doce enterramientos ilegales, en los que, según las estimaciones de los investigadores, podría haber unas 2.000 víctimas, entre ellas figuras destacadas de la sociedad de la Granada del 36, como el que fuera rector de la Universidad, Salvador Vila Hernández.

El lugar se encuentra a unos 800 metros del Parque Federico García Lorca, en el que se excavó en 2009 en busca de los restos de los fusilados junto al autor de 'Yerma', que culminó en diciembre de ese año sin que se hallaran evidencias de fosa alguna o siquiera una esquirla de hueso. La mayoría de historiadores coincide en que Lorca fue enterrado en un lugar situado en el paraje situado entre Alfacar a Víznar, aunque uno de los primeros en indagar sobre el asunto, el hispanista francés Claude Couffon, ubicó la fosa en el barranco, en su libro 'A Grenade, sur le pas de García Lorca' (1962).

No obstante, según los testimonios, los fusilamientos masivos comenzaron en el barranco de Víznar a partir de septiembre de 1936 (el fusilamiento de Lorca tuvo lugar en la madrugada del 17 al 18 de agosto), y se cree que continuaron hasta finales de ese año, incluso a principios de 1937, según ha señalado en rueda de prensa la documentalista encargada de recopilar la información al respecto Nuria López.

Las catas arqueológicas se harán de forma manual y en ellas participará un equipo compuesto por un total de ocho personas. Según ha explicado Sánchez, una vez que se delimiten las fosas, se instalará un hito en el lugar, que las ubique.

Esta iniciativa, solicitada por el Ayuntamiento, que ha obtenido para ello una subvención de 40.000 euros, es el proyecto "estrella" de la Dirección General, tanto en lo económico como en recursos humanos, según reconocía en la presentación el director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo, y va, según dijo, "más allá del carácter simbólico e internacional de Lorca".

En su opinión, la delimitación de fosas en este enclave, que además será marcado como 'lugar de memoria' con un monolito que será instalado el próximo 28 de junio, supondrá "un paso histórico en el conocimiento de la verdad", no sólo para las víctimas y sus familiares, sino para la ciudadanía en general.

Según afirmó Naranjo, si en el transcurso de los trabajos se hallara una sola evidencia de que allí tuvieron lugar asesinatos o episodios de violencia, la Junta tiene previsto acudir al Juzgado de Guardia a denunciarlo, porque, según ha sostenido, es su "obligación".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies