El director de banco acusado de usar fondos de clientes sin su permiso acepta una pena de 20 meses

Actualizado 05/07/2015 2:19:32 CET

JAÉN, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hombre, identificado como A.M.P.M., al que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén tenía previsto juzgar este lunes como acusado de haber dispuesto de fondos de varias cuentas de clientes del banco que dirigía en la capital jiennense sin el "conocimiento" o "consentimiento" de éstos ha aceptado una pena total de 20 meses de prisión.

En concreto, y en virtud de un acuerdo de conformidad entre las partes ratificado por la mañana en la mencionada sección de la Audiencia, el encartado ha aceptado una condena de 14 meses por un delito de apropiación indebida cometido supuestamente "por administración desleal", y otra de seis meses por otro delito de falsedad en documento mercantil.

De esta manera, la pena total aceptada le evita entrar en prisión al no tener antecedentes y es inferior a la inicialmente solicitada por la Fiscalía, que interesaba para el acusado un total de seis años de prisión; tres años y seis meses por el supuesto de apropiación indebida y dos años y medio por el de falsedad en documento mercantil.

Además, por ambos delitos el procesado ha aceptado el pago de una multa de tres euros diarios durante siete meses, cuantía que también es inferior a lo que solicitaba el Ministerio Fiscal en su escrito de calificación, en el que pedía para el acusado que se le impusiera una sanción de diez euros diarios durante nueve meses por el delito de apropiación indebida y otra de la misma cuantía pero durante un año por el supuesto continuado de falsedad documental.

Fuentes de la Fiscalía han apuntado a Europa Press que para la rebaja de la pena se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño causado, ya que previamente a la vista judicial ha abonado 60.000 de los 106.530,38 euros con los que el Ministerio Público quería que indemnizara a la entidad financiera en la que trabajaba "por las cantidades indebidamente dispuestas e indemnizadas por el banco a los clientes", y "se ha comprometido a abonar el resto".

Según se detalla en el escrito de calificación de la Fiscalía, los hechos se remontan al año 2007 y el mes de enero de 2008, cuando el acusado dejó de ser director de una sucursal bancaria ubicada en un centro comercial de Jaén, cargo que desempeñaba desde septiembre de 2005.

De acuerdo a la versión de la Fiscalía, "basándose en la rentabilidad prometida por el acusado" había habido clientes que habían invertido dinero en fondos de inversión, y el procesado, "aprovechándose de la confianza que en él habían depositado" éstos, "y con la finalidad de ocultar a dichos clientes las pérdidas sufridas en los productos contratados y la falta de rentabilidad de los mismos dispuso, sin conocimiento ni consentimiento de sus titulares, de fondos de varias cuentas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies