Dos miembros de un clan familiar detenidos y tres armas intervenidas tras un tiroteo en Loja (Granada)

Nota De Prensa De La Guardia Civil
GUARDIA CIVIL DE GRANADA
Actualizado 16/01/2018 11:44:48 CET

LOJA (GRANADA), 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a dos hermanos e investiga a otros tres miembros del mismo clan, tras una discusión entre dos familias que acabó con dos coches tiroteados en la madrugada del pasado 8 de enero, habiéndose intervenido dos escopetas y una pistola en la misma operación.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, los cinco han sido puesto a disposición judicial por la presunta comisión de delitos de amenazas, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública por cultivo de droga, ya que los agentes también descubrieron que poseían --además de la escopeta con cañones paralelos marca Hispano Inglesa, del calibre 12, otra sin marca, con cañones paralelos, del calibre 16, y una pistola marca Astra del calibre 9 milímetros corto-- un total de 667 plantas de marihuana, 48 lámparas halógenas y seis aparatos de aire acondicionado.

Según consta en la denuncia de uno de los afectados, esa noche hubo una discusión entre tres individuos de una y otra familia en un bar de copas de Loja en la que se intercambiaron insultos. Después cada uno se marchó a su casa.

Cuando uno de los que había participado en la discusión llegaba a su casa, apareció un vehículo todoterreno a gran velocidad en el que la víctima, antes de refugiarse dentro, pudo distinguir a los hermanos ahora detenidos. Una vez dentro del domicilio, escuchó supuestamente cuatro detonaciones, pues estos dos individuos habrían disparado con escopetas de caza contra dos vehículos de la familia que estaban aparcados fuera.

El Instituto Armado inició una investigación y, una vez identificados los supuestos autores que dispararon contra los vehículos de los denunciantes, se realizaron dos registros domiciliarios en sus viviendas, en los que se hallaron las armas con las que presuntamente se efectuaron los disparos, y la plantación de droga.

Las armas intervenidas han sido enviadas al servicio de Criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil para conocer sus antecedentes y funcionalidad. En la explotación de esta operación han participado agentes del puesto principal de la Guardia Civil de Loja y de su equipo de investigación de Loja, apoyados por la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Granada.