Los empleados despedidos en Fadesa formarán una bolsa de trabajo para su readmisión si se recupera la actividad

Actualizado 29/11/2010 19:13:18 CET

JAÉN, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los empleados que sean despedidos de Fadesa pasarán a formar parte de una bolsa de trabajo para su readmisión en caso de que la actividad se recupere en esta empresa del sector siderometalúrgico que produce componentes para la automoción en La Carolina (Jaén).

Así se ha acordado tras la reunión celebrada este lunes con la administradora concursal que ha propuesto la extinción de empleo para 42 de los 46 integrantes de la plantilla ante la mala situación de la compañía, "uno de los principales proveedores de Santana", por la falta de carga de trabajo, lo que obligó a la dirección a recurrir a un concurso de acreedores voluntario.

Según ha explicado a Europa Press el responsable del área de Organización del Sindicato Provincial de Industria de CCOO-Jaén, Juan de la Cruz, la creación de la bolsa de trabajo es uno de los elementos, junto con el aumento de las indemnizaciones para los afectados por los despidos, que permiten decir que "se ha mejorado algo" una vez que ha tenido lugar el encuentro.

"La administradora nos había trasladado que se ve obligada a despedir a la mayoría de la plantilla, pero ahora si se recupera la actividad se irá readmitiendo a estos mismos empleados en función de la capacidad de trabajo", ha señalado De la Cruz, quien ha resaltado la labor por parte de la dirección de Fadesa para conseguir nuevos pedidos que eviten su desaparición.

Con este objetivo, precisamente, una de las cuatro personas que permanecerán en la empresa es el director gerente, junto con una administrativa y dos empleados más que se dedicarán al mantenimiento de la maquinaria e instalaciones, además de continuar "el poco trabajo que pueda haber de pequeños pedidos anteriores".

En cualquier caso, el sindicalista ha afirmado que la administradora concursal también ha apuntado que "si no hay solución en un periodo de tiempo prudencial se verá obligada a la liquidación" de la compañía.

Los empleados se concentraron el pasado martes para pedir tanto a la administradora como a la gerencia de Fadesa, que mantiene facultades de dirección al haber ido al concurso de forma voluntaria, la búsqueda de una salida alternativa a los despidos "en línea de lo que se está haciendo en el parque de proveedores" de Santana Motor. "Prácticamente todas las empresas lo están pasando mal y se encuentran en una especie de 'stand-by', en espera de que finalmente salga ese proyecto industrial que se negocia para la automovilística y que sirva no sólo para garantizar su futuro, sino el de las firmas que están a su alrededor", ha añadió entonces De la Cruz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies