Un estudio de ANPE pone a los docentes andaluces entre los peor pagados del país con pérdida media de 2.000 euros al año

Publicado 14/03/2018 18:11:56CET

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del sindicato ANPE sitúa a los docentes andaluces entre los peor pagados de toda España, con una pérdida retributiva media, comparando con el resto de comunidades y ciudades autónomas, en torno a los 2.000 euros anuales, diferencias que, según la central, no se entienden al ser estos profesionales un colectivo funcionarial de carácter estatal.

En el país existen dieciocho pagadores diferentes --diecisiete comunidades autónomas más el Ministerio de Educación, bajo cuya directa competencia están las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla--, con complementos retributivos dispares y que no siguen, en muchos casos, un mismo patrón, subraya ANPE en una nota.

Además de los conceptos comunes, correspondientes a cada cuerpo docente, sueldo base, complemento de destino, complemento específico y trienios --salvo la Comunidad Foral de Navarra--, aparecen complementos específicos autonómicos, sexenios, quinquenios, carrera docente, complementos por residencia, productividad o complemento para la formación, sin mencionar la gran diferencia que existe entre comunidades en los complementos por cargo.

"Valga como ejemplo que un tutor de secundaria en Andalucía cobra un complemento por tutoría de 25,49 euros al mes frente a otro de Cataluña que cobra por ese concepto 76,26 euros al mes, más de 700 euros de diferencia en un año sólo en dicho complemento", subraya.

Hacer una comparación salarial entre las distintas comunidades "se antoja una cuestión complicada, ya que es necesario tener en cuenta multitud de factores: algunas comunidades tienen una carrera profesional retribuida, mientras otras no incentivan la formación ni participar en los proyectos de los centros".

Otras, indica ANPE, tienen complementos por formación permanente, tutoría, coordinación de nivel o ciclo, jefatura de departamento, residencia, peligrosidad, formación o maestros en IES, entre otros, que son retribuidos o no en función de la comunidad autónoma donde se trabaja, o bien hay importantes diferencias salariales, al igual que hay también complementos por ejercer cargos directivos en los centros educativos que son retribuidos de manera "desigual" según la autonomía en la que se ejerza, aunque los centros educativos sean de idénticas características.

Esta brecha salarial y trato desigual llega también al profesorado interino. En algunas comunidades autónomas cobran los mismos complementos que los funcionarios de carrera, como los sexenios, y en otras no; igualmente, en unas comunidades les abonan los meses de verano y en otras, con el mismo tiempo de servicio, no lo hacen.

De los datos expuestos se puede concluir que un maestro andaluz con quince años de servicio cobra unos 156 euros al mes menos que la media de ese cuerpo en el Estado, unos 170 menos que los maestros de Castilla la Mancha y unos 323 menos que los del País Vasco, sin tener en cuenta las pagas extras.

Mientras, un profesor de Secundaria andaluz con quince años de servicio cobra unos 193 euros al mes menos que la media, unos 168 menos que los de Castilla la Mancha y 439 euros al mes menos que los del País Vasco.

Estas diferencias salariales podrían suponer una pérdida retributiva en la vida laboral de un docente andaluz de unos 180.000 euros si se compara con la de un docente vasco o de unos 70.000 si el docente es castellano manchego.

Por todo ello, ANPE-A inicia una campaña de denuncia de este "agravio" a los docentes andaluces cuyo primer objetivo es la "sensibilización" del profesorado y del conjunto de la sociedad. Con el fin de que el Gobierno andaluz remedie esta discriminación, el sindicato ha iniciado contactos con los distintos grupos políticos del Parlamento autonómico para que se debata la necesidad de incrementar las retribuciones de los maestros y profesores que trabajan en la comunidad y se inste desde dicha institución a la administración andaluza a remediar esta situación, "lesiva para el conjunto de los docentes", mediante la negociación de un nuevo acuerdo retributivo.

Éste debería contemplar la equiparación salarial de los docentes andaluces, la recuperación del poder adquisitivo perdido en los últimos años y la restitución de los complementos autonómicos detraídos de las pagas extraordinarias de los años 2013 y 2014.