Exdirector de Finanzas de IFA/IDEA admite que se pudieron pagar ayudas de los ERE con fondos propios

Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el juicio por los ERE
POOL - Archivo
Publicado 15/05/2018 16:11:35CET

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Pablo Millán Márquez, director de Administración y Finanzas del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), posterior Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), entre los años 1988 y 2004, ha admitido este martes que pudieron pagar ayudas sociolaborales a trabajadores y a empresas en crisis de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares con fondos propios del instituto.

El exdirector de Finanzas, durante su declaración como testigo en el juicio que celebra la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla contra 22 ex altos cargos del Gobierno andaluz por el procedimiento específico por el que se concedían las ayudas sociolaborales a trabajadores y a empresas en crisis en los ERE, ha manifestado en varias ocasiones que IFA/IDEA no pagaba las ayudas concedidas por la Dirección General de Trabajo si no había un convenio firmado y si no había disponibilidad líquida del dinero transferido por la propia Dirección General con cargo al programa presupuestario 31L, en virtud del convenio marco firmado en 2001 entre la Consejería de Empleo y el IFA.

Si bien, a preguntas del presidente del tribunal, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, sobre si el IFA pagó convenios sin contar con fondos, Millán Márquez ha señalado que "no lo sabe", pero ha indicado que "pudo ocurrir, una o dos veces, que se pagaran con fondos propios" si se tenía "garantías" de que desde la Dirección General de Trabajo se aportarían fondos y después se reponían.

Millán Márquez, que ha recordado que conoció el convenio marco pero que éste no tenía contenido económico, ha explicado que los convenios particulares llegaban firmados por el director general de Trabajo y el director general del instituto para su abono, "si no era imposible hacerlo", precisando que más que un convenio era "una orden de pago".

"Nunca se pagaba sin un convenio firmado", ha expresado Millán Márquez, insistiendo que la Dirección de Administración y Finanzas "siempre pagaba cuando la transferencia --con cargo a la partida 31L-- de la Consejería de Empleo se había producido".

En este sentido, ha ahondado indicando que la dotación inicial del programa 31L para las ayudas que se transfería a IFA/IDEA venía recogida en el presupuesto y después iban llegando los convenios. Se iban pagando conforme llegaban los convenios hasta que se agotaba la partida. "El pago se hacía en relación al dinero que mandaba la Consejería. Pagábamos cuando había disponibilidad líquida", ha puntualizado.

Además, ha declarado que Administración y Finanzas llevaba una relación de convenios pagados y si la partida se agotaba "no se podían pagar más convenios", que para su abono tenía que estar firmado y había pasado "todos los requisitos y controles".

Millán Márquez, de otro lado, ha admitido que hubo llamadas desde la Dirección General de Trabajo para pedir "agilidad" en los pagos, así como "presiones" de empresarios por la misma cuestión.

De otro lado, Millán ha señalado que el responsable del programa 31L era la Dirección General de Trabajo, como venía recogido en la Ley de Presupuesto de cada año, y si el director general de Trabajo decidía usar ese dinero transferido a IFA/IDEA para otros fines, como el pago a despachos externos, "suponíamos que sabía lo que hacía", al tiempo que "detraía" fondos de la partida para las ayudas. "Yo no podía decir que no", ha afirmado a este respecto.

"FISCALIZADO POR TODO EL MUNDO"

En otro momento del interrogatorio del Ministerio Fiscal y las defensas, el exdirector de Finanzas ha señalado que en IFA/IDEA "no se puede hablar de déficit presupuestario". Así, ha explicado que conoció la salvedad por incertidumbre de los auditores externos sobre las cuentas de la agencia en 2003.

Según ha declarado, la Dirección General de Trabajo había comprometido convenios por encima de la partida inicialmente recogida para el abono de las ayudas. "Desde el punto de vista patrimonial no tenía importancia para IFA/IDEA", ha asegurado. Lo que existía, según ha añadido, era "un reconocimiento de deuda pendiente de resolver" y la incertidumbre de los auditores venía por conocer la finalización de esa situación, que era "público y notorio" y que se resolvió en 2008 y 2009 aumentando por parte de la Consejería la partida para abonar los convenios atrasados.

Por otro lado, Pablo Millán ha resaltado que IFA/IDEA estuvo fiscalizado "por todo el mundo", la Intervención, la auditoría externa, la Cámara de Cuentas, el Tribunal de Cuentas y la Unión Europea, precisando que el control de la legalidad de los acuerdos era tarea de la asesoría jurídica del instituto.

La declaración de Pablo Millán continuará este miércoles, a cuya finalización será el turno del exviceconsejero de Agricultura y Pesca Juan Paniagua, exvocal de IFA/IDEA.