Una exposición revisa en Granada la obra de José Guerrero con piezas que destilan sus colores

 

Una exposición revisa en Granada la obra de José Guerrero con piezas que destilan sus colores

Contador
Exposición 'Dieciocho colores para un ensayo' en el Centro José Guerrero
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN
Publicado 06/07/2017 16:16:40CET

GRANADA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La artista Paloma Gámez (Bailén, 1964) ha sometido a revisión y análisis la obra de José Guerrero que forma parte de la colección del centro que lleva el nombre del pintor mediante la creación de una serie de piezas que destilan los colores del artista.

Lo ha hecho en la exposición 'Dieciocho colores para un ensayo', la tercera entrega de la serie 'La Colección del Centro vista por los artistas', que puede visitarse hasta el 17 de septiembre en el Centro Guerrero de la Diputación.

La diputada provincial de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, ha calificado la exposición como "una apuesta innovadora y muy atractiva en la que se conjugan la meticulosidad, el rigor analítico y conceptual con una experiencia gozosamente estética".

El director de Cultura del Ayuntamiento de Granada, José Vallejo, ha destacado la importancia de hacer dialogar a los artistas jóvenes con José Guerrero, lo que demuestra la influencia del pintor en las nuevas generaciones de artistas salidos de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada".

La artista Paloma Gámez ha definido su propuesta como "un ensayo sobre el color en diferentes soportes, donde el espacio juega un papel importante para la resolución de las piezas y para la percepción del espectador, y se centra en el color, un aspecto fundamental de la obra de José Guerrero". Así, el espectador debe adentrarse por cada una de las piezas para poder descifrar la totalidad de la propuesta.

Gámez ha elegido para este proyecto un conjunto de obras en las que el color, ya desde el título, construye la forma, una cuidada selección de cinco cuadros de José Guerrero que presenta en la primera planta.

En la planta baja, titulada '84.084 mililitros de color', la pintura parece haber resbalado de los lienzos sujetos al bastidor y atravesado el techo para caer al suelo, sobre el que han ido sedimentando las capas sucesivas hasta conformar 18 curiosas esculturas cuya única materia es la pintura, que también en este caso construye la forma, pero no extendiéndose en el lienzo, sino depositándose en un molde.

En la segunda planta, titulada '420.367 segundos de color', la artista ha creado un espacio de color y de luz a través de dos proyecciones enfrentadas y donde se repiten los 18 colores.

Por último, en la tercera planta del centro, '120.316 centímetros cuadrados de color', los colores de Guerrero se disponen como lentes, filtros o ventanas de metacrilato a través de las cuales el espectador puede mirar Granada, simbolizada en las cresterías de la Catedral.

Hay también una cuarta intervención a modo de hilo conductor del proyecto por todo el edificio que representa una carta de color con esos 18 colores.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies