Una familia de Huétor Tájar llevará al fiscal el "robo" en 1973 de una niña supuestamente muerta tras el parto

Actualizado 07/02/2011 16:15:14 CET

GRANADA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una familia natural de la localidad granadina de Huétor Tájar llevará a la Fiscalía el posible robo de una niña que supuestamente murió tras el parto, en el que la madre tuvo gemelas. Fue el 7 de diciembre de 1973 en el Hospital Clínico de Granada, según ha señalado a Europa Press una de aquellas niñas, Anabel Rodríguez Peso, que ya se ha puesto en contacto con la Asociación Nacional por Adopciones Irregulares (Anadir) para denunciar su caso y encontrar, si es posible, a su hermana.

Las sospechas de su familia comenzaron hace ya tres años, cuando Rodríguez Peso se trasladó por razones de trabajo al municipio de Baza, donde fue confundida por varias personas con otra mujer llamada Carmen que, según decían los que la confundieron, "era exactamente igual" a ella.

"Mi madre siempre ha sospechado que mi hermana, que nació perfectamente, no murió y ahora, después de conocer todos estos casos que están sacando a la luz muchas familias, creemos que la sospecha fue realmente lo que pasó" ha dicho la mujer, cuya historia ha sido publicada este fin de semana por el diario 'Granada Hoy'.

Rodríguez Peso, ha explicado, fue la segunda niña de un parto gemelar. Ella tuvo poco peso al nacer y fue llevada hasta la incubadora, pero su hermana, la primera, nació "muy hermosa", aunque supuestamente murió a las cinco horas del alumbramiento.

"Mi padre y mi tía fueron los únicos que nos vieron a las dos bien a las pocas horas de nacer", ha relatado la mujer. Del deceso informó a los padres aquella noche del 7 de diciembre de 1973 una monja en el propio Hospital Clínico, que se hizo cargo de los gastos del entierro y que no llegó a enseñar el cadáver de la niña a ninguno de los miembros de su familia.

Las dudas llevaron a esta familia a investigar el asunto, lleno de "incógnitas". Según Rodríguez Peso, no existe en el Clínico ningún dato sobre aquel nacimiento de las gemelas, y sólo consta en el Registro Civil la muerte de un feto, aunque sin la firma de ninguno de los padres. Además, tras dos visitas al cementerio de San José de Granada, donde supuestamente yacen los restos de la niña muerta, la familia no ha conseguido ninguna información sobre el registro de entrada. "Ahora nos han dicho que puede haber algo, pero aún no tenemos comunicación alguna del cementerio", ha indicado Rodríguez Peso.

"Mi madre lo que quiere es que se sepa la verdad después de tantos años y que si realmente existe mi hermana que yo pueda verla y hablar con ella. Porque siempre hemos sentido que ella estaba viva", sostiene Rodríguez Peso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies