Familias denunciarán en septiembre vulneración de derechos por carencia de profesores evangélicos si ésta no se solventa

Publicado 06/04/2018 16:34:20CET

SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Evangélico Autonómico de Andalucía ha confirmado la intención de núcleos familiares vinculados a esta confesión de iniciar el próximo mes de septiembre una denuncia judicial dirigida contra el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por la carencia de profesores --piden la contratación de una treintena-- de Religión Evangélica para Infantil y Primaria, etapa educativa en la que tiene competencia la administración central, una petición que mantienen desde hace una década, durante la cual sólo se han realizado "dos o tres contratos esporádicos, muy contados y para casos muy específicos con necesidades sangrantes".

Así lo ha indicado a Europa Press el consejero de Educación y Cultura del Consejo Evangélico Autonómico de Andalucía, José Manuel Marín, que ha señalado que la idea es dejar que el procedimiento de matriculaciones siga su curso, para proceder a presentar acciones judiciales por "vulneración de derechos fundamentales de la Constitución" si para el próximo septiembre, fecha de inicio del nuevo curso, sigue sin procederse a la contratación de estos docentes.

La pretensión del Consejo Evangélico es aunar estas denuncias y presentar las de todas las provincias ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), habida cuenta de que el Ministerio sigue sin dar respuesta a las reclamaciones de este colectivo, que ya inició una recogida de firmas y mantuvo contactos políticos.

Ya diferentes grupos de padres de alumnos andaluces se movilizaron impulsados por la "indignación" mediante lo que denominaron una "objeción" de los menores ante lo que consideraban el inmovilismo para dar respuesta a su reivindicación. La iniciativa, que partió de padres de Jaén, consistió en que, ante la opción de elegir Religión Católica, Evangélica, Islámica o alternativa en valores, dicha elección "se deja en blanco".

Con ello, se pretendía dejar a centros y, en última instancia, a la administración la solución a la situación de "ver qué hacen con esos alumnos cuando llegue esa hora: tendrán que intervenir, algo tienen que hacer", ha manifestado Marín.

El propio Consejo informó a padres interesados sobre esta opción, habida cuenta de que las peticiones al Ministerio, hasta ahora, están teniendo la "callada" por respuesta. "No es una decisión fácil para el padre, el niño se queda un poco en 'stand-by', pero no saben por dónde tirar y si se provoca en varios centros, pues la administración tendrá que hacer algo", añadía, apostillando que, en todo caso, "se obra conforme a la conciencia y lo recogido en la Constitución, sin mayores consecuencias para el menor".

MÁS DE 1.400 ALUMNOS AFECTADOS

Marín apunta a la existencia, según los datos internos de los propios centros e iglesias de la confesión, de unos 1.428 alumnos cuya primera opción, la Religión Evangélica, se encuentra sin atender por la falta de docentes.

Aunque las cuestiones que surgen con los profesionales de Secundaria sí quedan encauzadas al depender las competencias de la Junta de Andalucía y existir un cauce de interlocución abierto con esta administración, Marín ha lamentado la falta de colaboración del Ministerio en lo que respecta a Primaria.

"Hemos llegado a conocer casos de algún centro donde la Dirección rompió la solicitud asegurando que esa materia no se daría en su colegio", ha lamentado el responsable de Enseñanza Evangélica en el Consejo Autonómico.

En cuanto a la distribución de los casos de desatención, la entidad señala que ello va en función de criterios de población, de tal manera que, de una forma lógica, las provincias demográficamente más potentes, como Sevilla y Málaga, son también donde más casos se dan, mientras que, a la inversa, en Almería se registran menos.