La fiscal de Delitos de Odio demanda policías formados para luchar contra tales delitos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La fiscal de Delitos de Odio demanda policías formados para luchar contra tales delitos

Chacón, Aumente y Serrano con los policías asistentes al curso
EUROPA PRESS
Publicado 07/11/2016 14:29:46CET

CÓRDOBA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La fiscal delegada en Córdoba de Delitos de Odio y Discriminación, Lucía Chacón, ha subrayado este lunes la necesidad de contar con policías formados para que puedan "identificar" adecuadamente dichos delitos y así luchar más eficazmente contra los mismos e incluso prevenir su comisión.

Así lo ha destacado Chacón en declaraciones a los periodistas, junto al teniente de alcalde delegado de Presidencia y de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, y el jefe de la Policía Local de Córdoba, Antonio Serrano, durante el desarrollo de un curso de formación sobre 'Delitos de odio' para mandos y agentes de la Policía Local de Córdoba, en el que toma parte como ponente la fiscal y que tiene lugar en el Aula de Formación del Real Jardín Botánico de Córdoba.

Chacón ha defendido la necesidad de que los estamentos judicial y policial se formen y ahonden "en la especialización" para combatir los delitos de odio, "que se han identificado" como tales "hace pocos años" y ante los que "no tenemos protocolos" de actuación "bien definidos", ni tampoco se cuenta con "tipificaciones muy definidas" de tales delitos, de ahí que sea "muy importante la labor policial para identificar si se trata de un delito de odio o de uno delito común", pues en el primer caso el agravante ya establecido en el Código Penal agrava las penas.

A este respecto, la fiscal ha aclarado que "lo que distingue a un delito de odio de uno común es que el autor se mueve por una motivación de discriminación a un grupo o minoría que tiene una característica común", ya sea por su raza, nacionalidad, religión, orientación sexual o situación económica, entre otras, y "por eso es muy importante que en los atestados policiales se refleje con detalle ese motivo o el móvil del autor", pues, en caso contrario, "no se podrá tipificar como un delito de odio".

Ello es clave, según ha insistido la fiscal, pues "la mayoría de esos delitos son de apariencia común, como los delitos contra la vida, contra la integridad física o contra la propiedad, pero lleva oculto que se ataca a la víctima por su pertenencia a un grupo al que el autor no tolera", con lo que, además, "se atenta al principio de igualdad y a la dignidad de la persona, y también afectan a la cohesión social".

Por eso, en el curso se ha tratado la cuestión de "cómo deben hacerse los atestados, cómo se debe interrogar a las víctimas, qué tipo de identificación se debe hacer en la inspección ocular, qué tipo de reportajes fotográficos y qué ayuda se puede prestar a las víctimas", que, en muchos casos, "no identifican el motivo" por el que han sufrido un atentado, ya que temen "ser discriminados doblemente", según ha indicado Chacón, quien ha detallado que en Córdoba se dictaron dos sentencias en 2015 "en las que se ha apreciado el agravante de racismo".

De hecho, según ha afirmado la fiscal, en Córdoba, "aunque no son muchos, hay algunos grupos violentos e intolerantes que pueden ser problemáticos en el futuro y pueden dar lugar a la comisión de delitos de odio", con lo que es preciso tenerlos "identificados y controlados por parte de la Policía".

En este sentido y por su parte, el teniente de alcalde delegado de Presidencia y de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, ha asegurado que "un elemento importante" ante este tipo de delitos "es la prevención", de ahí la necesidad del curso organizado por el Ayuntamiento, en el que toman parte 40 policías locales, incluidos mandos, y dos oficiales de la Policía Nacional.

Por eso, dado que "siempre es mejor prevenir" la comisión de los delitos de odio, "debemos tener una Policía formada" para ello y, "sobre todo, que tenga conocimientos sobre cómo tratar a las víctimas y de cómo actuar ante lo que son situaciones muy complejas, a la hora de tipificar lo que es un delito de odio", porque "hay muchos delitos que se producen, pero que no dan la cara, que no se denuncian", y por ello es tan importante la formación específica de los policías.

En ello ha coincidido también el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano, quien ha señalado que "es importante que los policías sepan discernir" cuándo se encuentran ante la presunta comisión de "un delito de odio", de ahí que la propia Policía Local venía demandando el recibir cursos como éste, aunque "Córdoba no sea una ciudad en la que haya mucha problemática al respecto, pero tenemos que prepararnos para el futuro".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies