La Fiscalía de Menores incoa 88 expedientes por casos de absentismo escolar a lo largo del pasado año

 

La Fiscalía de Menores incoa 88 expedientes por casos de absentismo escolar a lo largo del pasado año

Actualizado 17/07/2010 12:25:25 CET

JAÉN, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sección de menores de la Fiscalía Provincial de Jaén incoó a lo largo del ejercicio del año 2009 un total de 88 expedientes por supuestos casos de absentismo escolar, "habiéndose practicado diligencias en prácticamente todos ellos".

Tal y como se recoge en la memoria de la Fiscalía Provincial de Jaén, a la que tuvo acceso Europa Press, de esos expedientes se han archivado un total de 35, de manera que se mantienen en trámite los 53 restantes.

Además, recoge que a principios del año 2009 quedaban pendientes tres expedientes del año anterior, "estando todos ellos archivados en la actualidad". De estos expedientes del año 2008 y concluidos en el año 2009, en uno se formuló denuncia remitida al Juzgado de Cazorla (Jaén).

En cualquier caso, la sección de menores del ministerio fiscal especifica en la citada memoria que en "los últimos cinco meses se ha notado un abrumador descenso del número de oficios recibidos en la Sección".

Según precisa, en el año 2009 existían varias formas de inicio de expediente, consistentes bien por la recepción de un oficio de la Policía Autonómica en el que se indicaba que se había apercibido de desobediencia a algún progenitor, "ignorándose cualquier otro tipo de dato o motivo que había dado lugar a la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado"; bien por la recepción de un oficio de la Delegación de Educación en el que se comunicaba la existencia de una serie de menores calificados como grandes absentistas, "sin más datos" o bien por la recepción de un oficio de la Policía Autonómica informando de que había sorprendido a un menor en la calle estando "en edad y horario escolar".

Una vez tenían esos datos, se oficiaba al centro educativo para que les informara de las posibles faltas de asistencia del menor y además se citaba al menor y a su representante legal para que justificaran las faltas de asistencia. A los tres meses se volvía a oficiar al centro escolar para comprobar si el menor seguía siendo absentista.

No obstante, "a principios de año se constató que este sistema no era siempre operativo porque a veces el menor había cambiado de centro escolar y porque se ignoraba qué intervención se había tenido con los representantes legales y grado de implicación de estos", constata la Fiscalía, que agregó que a eso se suma que "no siempre comparecían los citados a declarar ante el fiscal y cuando lo hacían, casi siempre decían que habían tratado el tema con la Delegación u otros entes y no con el centro".

Por ello se varió el sistema de trabajo y cuando reciben un oficio se dirigen a la Delegación de Educación y no al centro educativo, con el fin de que les informen "de forma detallada de las faltas de asistencia del menor durante el último año, qué tipo de intervención se ha llevado a cabo con los representantes legales del menor para evitar el absentismo", entre otras cuestiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies