Fiscalía pide que se razone la absolución al policía de Puente Genil de sexo con una menor

Juicio a los acusados de tener sexo con una menor, con el agente policial a dcha
EUROPA PRESS
Publicado 02/12/2016 17:34:07CET

CÓRDOBA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha pedido este viernes al juez titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba que razone la absolución que pueda acordar el magistrado sobre el ex inspector jefe de la Policía Local del municipio cordobés de Puente Genil, que, junto a otros cinco varones más, ha sido acusado de mantener relaciones sexuales, a cambio de dinero, con una menor de 17 años de edad en la capital cordobesa.

Al respecto, el Juzgado ha celebrado en esta jornada la repetición del trámite de conclusiones definitivas del juicio en el que ya fueron absueltos los citados procesados, pero la Sección Tercera de la Audiencia Provincial anuló las conclusiones de la sentencia y no entró en el fondo de la causa, después de que el juez la dictara "en base a un error que no había alegado nadie", en cuanto a la edad de la joven.

En este sentido, el fiscal ha admitido que el juez dictará "una sentencia absolutoria", pero ha reclamado que "se razonen los criterios y argumentos que acrediten el error", puesto que, a su juicio, "pueden existir dudas", de manera que ha solicitado que "cuando absuelva" al agente de Policía Local lo explique.

Y es que, ha agregado que "si él niega las relaciones, dijo que no llegó a mantenerlas y la razón es porque le parecía menor de edad y le pidió el DNI, ¿cómo se va a absolver por ese error cuando tiene conciencia de que es menor?", se ha preguntado el Ministerio Público, que considera a tal efecto que es "muy difícil" que se aprecie el error, aunque ha aseverado que a todos "se les absolverá por el error de tipo".

Mientras, la acusación se ha referido a otro de los procesados, sobre el que ha recordado que negó la relación, pero "reconoció que era menor de edad", por lo que ha subrayado que "no se le puede absolver", a la vez que ha criticado que no se hayan recogido algunas declaraciones de testigos sobre la edad menor de la joven.

"ERROR EN LA EDAD"

Por su parte, las defensas se han acogido a "la tesis del error en la edad", para argumentar su postura con la absolución, y han apuntado a las "muchas contradicciones" al declarar por parte de la joven, "que aparentaba mayor edad", según ha mencionado uno de los letrados citando los testimonios de acusados.

Así, el abogado del ex inspector jefe de Policía Local ha expresado que su cliente tenía "el convencimiento absoluto de que era mayor de edad" y que precisamente "ella lo dijo", según el letrado, quien ha destacado que ello "se puso de manifiesto en el juicio". También, ha indicado que "la víctima se ha contradicho en varias ocasiones", a lo que ha apostillado que "una veces manifestaba ser menor y otras mayor de edad".

En concreto, tras estimarse parcialmente el recurso de la Fiscalía, desde el Ministerio Público explicaron en su momento que "ninguna defensa en sus escritos de conclusiones explicaba que sus defendidos hubieran tenido un error a la hora de apreciar que la joven era menor de edad, por lo que al no introducirse en el debate jurídico dan lugar a hechos que no han sido cuestionados", de manera que "a la parte acusadora le genera indefensión al no poder hacer alegaciones en ese extremo".

De este modo, el fallo de la Audiencia había estimado que "no sirven las alegaciones de las partes en el debate oral", de forma que "debe ser retomado el juicio desde ese momento de conclusiones e informes de las partes", algo que se ha producido en esta jornada.

"PAGO DE UN PRECIO"

Según recoge la sentencia, "todos los acusados han mantenido relaciones sexuales" con la menor, "a cambio del pago de un precio", si bien el magistrado considera que "existe una duda más que razonable sobre si sabían que era menor edad". Así, el juez aseveró que "no se ha acreditado que supiesen que era menor de edad", a lo que agregó que "las versiones son contradictorias" entre la joven y los procesados, así como con los testimonios de testigos.

También, apuntó que "los acusados han incurrido en error a la hora de mantener esas relaciones sexuales, lo que ocurre es que dicho error era vencible y podrían haberse cerciorado de la edad antes de mantener, a cambio de dinero, relaciones sexuales".

Así, en la sentencia del Juzgado de lo Penal se da por probado que entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, la joven, de 17 años de edad en el momento de los hechos, frecuentaba un locutorio con acceso a Internet en la capital cordobesa, regentado por dos de los procesados sobre los que se retiró la acusación.

Desde dicho locutorio y "sin que los anteriormente citados participasen en modo alguno o tuvieran conocimiento de lo que hacía la acusada", ésta accedía a distintas redes sociales y chats utilizando denominaciones tales como 'gatita 18 años', a través de las que "se ponía en contacto con diferentes personas del otro sexo y con las que concertaba encuentros de carácter sexual a cambio de dinero", según el juez.

De este modo, a lo largo de las mencionadas fechas mantuvo cinco encuentros, que se hayan acreditado, entre ellos con el agente policial, en un hotel de Córdoba en mayo de 2011, donde "se alojaron para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero" y "dijo que era su sobrina", e igualmente "mantuvieron otra relación sexual a cambio de dinero en el interior del vehículo que él conducía por la zona del Arenal".

Durante el juicio, celebrado en mayo, el agente policial manifestó que conoció a la joven a través de un 'chat' y tras hablar con ella con su teléfono oficial le dijo que estudiaba "para modelo" y que "quedaba con chicos a cambio de recompensa económica", al tiempo que negó que mantuviera relaciones con ella y subrayó que aparentaba tener "como mínimo 20 años".

Cabe destacar que la acusación particular pedía inicialmente cinco años de prisión y multas de 7.200 euros para los acusados; la Fiscalía solicitaba penas de dos años de prisión y multas de 4.500 euros, y las defensas, la absolución. En el juicio se retiraron los cargos contra cinco de los acusados por parte del fiscal y la acusación particular.

CESADO DE SU PUESTO

Mientras, tras declarar en el juicio, el alcalde de Puente Genil, Esteban Morales (PSOE), firmó el decreto de cese como jefe de la Policía Local del inspector Lorenzo Humánez Aguilar, acusado del delito relativo a la prostitución, la explotación sexual y la corrupción de menores.

Según informó el Ayuntamiento en una nota, el alcalde adoptó dicha decisión tras la celebración del juicio oral y "las contradicciones en las que el jefe de la Policía habría incurrido respecto al expediente informativo que tramitado en el Consistorio en relación a la vista".

Al hilo de ello, el alcalde manifestó que se tomaba dicha decisión "ante la información de la que se ha tenido conocimiento, y respetando en todo momento el derecho a la presunción de inocencia". En el mismo decreto, el primer edil nombró como jefe de la Policía local al subinspector Jesús García Guerrero, quien obtuvo su plaza a finales del año 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies