García Marruz reivindica una poesía sin "fines visibles" en el VIII Premio Lorca

Acto De Entrega Del VIII Premio Lorca
EUROPA PRESS
Actualizado 12/05/2012 0:21:54 CET

GRANADA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La poeta cubana Fina García Marruz (La Habana, 1923) ha recibido este viernes el VIII Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, en un acto al que no ha podido asistir por motivos de salud pero en el que ha reivindicado, a través de los labios de su hijo, una poesía que escapa a la noción de un fin visible porque la poesía, ha dicho, "no es otra cosa que el secreto de la vida".

José María Vitier, hijo de la poetisa cubana, ha sido el encargado de recoger este galardón en el transcurso de la gala celebrada en el Auditorio Manuel de Falla, junto a la Alhambra, donde ha leído el discurso preparado por su madre para "honrar la importancia" del Premio Lorca y "de todos los que dedican su esfuerzo a difundir y enaltecer el misterioso significado de la poesía".

García Marruz ha querido trasladar a los asistentes la "particularmente emocionante" que ha resultado para ella obtener este reconocimiento explicando su vinculación con la obra del poeta de Fuente Vaqueros (Granada) desde que era una niña, cuando acudía a la representación en La Habana de 'Bodas de Sangre'.

También ha hecho mención a "aquella tarde" en que supo, tras la función en el Teatro Principal de la Comedia, del fusilamiento del poeta a través del telegrama que recibió la actriz Margarita Xirgú: "Se hizo un silencio imponente, el teatro en pleno se levantó, empezó a aplaudir con fuerza, eran aplausos interminables, duros, rabiosos y tristes, Margarita Xirgú decia: esos aplausos, para él".

A través del discurso leído por su hijo, García Marruz ha indicado que "señalar fines a la poesía, es no comprender que el poeta ha de vivir dentro de ella", manteniendo que la poesía "no es otra cosa que el secreto de la vida", "por lo que siempre escapará a la noción de un fin visible".

El hijo de la poeta ha finalizado su intervención con la lectura del poema 'Cante', incluido en el cuaderno titulado 'Tierra Amarilla', "un puñado de versos" que García Marruz escribió "bajo la fascinación de esas esencias de lo español que había vislumbrado" en su infancia.

MUNDO DE APARIENCIAS

Al acto de entrega del premio -dotado con 50.000 euros y una escultura de bronce del granadino Miguel Moreno_han asistido numerosas autoridades, como el embajador de Cuba en España, Alejandro González Galiano, y el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, entre otros.

Este último ha descrito a García Marruz como "una poeta que busca profundizar en el sentido de la realidad, en el misterio de las cosas, tratando de traspasar el mundo de las apariencias".

"Fiel al grupo formado alrededor de la Revista Orígenes al que perteneció junto a otros poetas y a su esposo, también poeta, Cintio Vitier, su poesía refleja también su fidelidad a la tierra, a la materia, a la historia, al hombre y a los sentidos, con una mirada - -ha dicho el regidor citando a Praena-- "que trasluce entusiasmo y gozo al trascender lo mirado para acceder a lo invisible".

"Desde esa Habana Caribe y universal, a lo largo de todo el convulso siglo XX nos ha llegado la obra de Fina García Marruz, que hoy vemos reconocida en España con el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, y que lo fue también con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana que hace tan solo unos días ha obtenido otro gran poeta que fue invitado del Festival de Poesía que hoy clausuramos, el nicaragüense Ernesto Cardenal.", ha añadido el alcalde granadino.

VIII PREMIO LORCA

Este año concurrían al Premio Federico García Lorca un total de 41 escritores de España e hispanoamérica. Como ya ocurriera en años anteriores, España encabezaba la lista, con un total de ocho candidatos, seguida de Argentina, con seis, Colombia, con cuatro, y México y Chile con tres.

En la pasada edición fue elegida ganadora la escritora española María Victoria Atencia (Málaga, 1931), y en la edición anterior el premio se fue para el también español José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926).

En 2008, el galardonado fue el hispano-mexicano Tomás Segovia. En 2007, el valenciano Francisco Brines se alzó con la Luna lorquiana, en 2006 fue escogida la peruana Blanca Varela; en 2005 el mexicano José Emilio Pacheco; y en 2004 recibió el galardón el poeta ovetense Ángel González.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies