El general Lázaro señala que la misión de la BRI X en Irak es formar a sus militares para "expulsar al Daesh"

El general jefe de la BRI X, Aroldo Lázaro
EUROPA PRESS
Publicado 03/03/2018 10:26:10CET

Destaca que la actual misión en Letonia demuestra que el "Ejército Español es un ejército moderno, útil y preparado"

CÓRDOBA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El general jefe de la Brigada de Infantería 'Guzmán el Bueno' X, Aroldo Lázaro, ha destacado que los cerca de 400 efectivos de la BRI X, con base en Cerro Muriano (Córdoba), que tomarán parte en una nueva misión internacional desde finales de año en Irak, tendrán como objetivo "apoyar a las Fuerzas Armadas Irakíes, para que éstas dispongan de la capacidad necesaria de enfrentarse y expulsar al Daesh de su territorio".

En este sentido y en una entrevista concedida a Europa Press, el general Lázaro ha señalado que, con tal fin, los alrededor de 370 efectivos de la BRI X, que permanecerán en Irak durante seis meses, liderarán uno de los centros de instrucción en el país asiático, para así formar a los militares irakíes y que éstos puedan "mantener el nivel de seguridad que les permita defender su soberanía" y preservar "su independencia".

A la pregunta de si esta misión será una de las de mayor riesgo de las realizadas por la BRI X en el extranjero, el general Lázaro ha precisado que "cada misión tiene sus particularidades, que las diferencian de las demás, y todas tienen sus riesgos", razón por la que los militares de la base de Cerro Muriano se preparan "intensamente, siguiendo un programa de instrucción y adiestramiento muy exigente y dedicado específicamente para cada misión".

La preparación para el despliegue en Irak, según ha indicado, estará "focalizada, lógicamente, en las tareas que luego desarrollará el contingente en la Operación 'Inherent Resolve', que son el entrenamiento e instrucción de las unidades de las Fuerzas Armadas Irakíes y de la Policía" de este país, como "apoyo al proceso de reforma del sector de la seguridad, para mantener la capacidad irakí" en este campo.

El general Lázaro ha explicado que también ofrecerán los efectivos de la BRI X desplazados a Irak, a los militares y policías de dicho país, "determinados cursos específicos, como pueden ser de artillería, de zapadores o de desactivación de artefactos explosivos".

MISIÓN EN LETONIA

En cuanto a los más de 300 efectivos de la BRI X que desde este enero están desplegados en Letonia, para permanecer en el país báltico durante seis meses, en el marco de la denominada Presencia Avanzada Reforzada que mantiene fuerzas de la OTAN en el Báltico y Polonia, el general Lázaro ha señalado que la misma "tiene carácter de disuasión y defensa, para proporcionar estabilidad en aquella zona".

"Se lleva a cabo --ha precisado-- en un entorno OTAN", lo que implica que "se ponen en práctica todos los procedimientos de la Alianza",
contando para ello los militares españoles, que se encuentran en la base de Adazi, con ocho carros de combate Leopardo 2E y 18 vehículos de combate de infantería (VCI) Pizarro.

El general jefe de la BRI X ha aclarado que "en otras misiones se llevan a cabo, digamos, actividades más ejecutivas y operativas, como pueden ser patrullas y puestos de observación y vigilancia", mientras que "en esta misión en Letonia se ejercita una preparación constante, ofreciendo la posibilidad de que se perfeccionen los niveles alcanzados aquí, en territorio nacional, antes de desplegar".

En este escenario, "el trabajo codo con codo con los aliados de la OTAN" lleva a los efectivos de la BRI X, integrados en el batallón que lidera Canadá, a "mejorar" su "interoperabilidad con otros ejércitos", y les "ayuda, al mismo tiempo, a poner de manifiesto y a demostrar que el Ejército Español es un ejército moderno, útil, preparado y capaz de desplegar allí donde sea requerido".

Entre las misiones a desarrollar por la fuerza de la OTAN desplegada en los países bálticos (Letonia, Lituania y Estonia) y también en Polonia están la de ejercer una presencia disuasoria en las regiones Norte y Noreste del territorio de la Alianza, y mostrar la fortaleza del vínculo trasatlántico, dejando claro que un posible ataque, por parte de Rusia, a algún aliado sería considerado como un ataque a la Alianza.