Global Aeronautic espera poner en marcha "cuanto antes" Pérez Giménez, incluso con arrendamiento temporal

 

Global Aeronautic espera poner en marcha "cuanto antes" Pérez Giménez, incluso con arrendamiento temporal

Representantes de Global Aeronautic
EUROPA PRESS
Actualizado 07/07/2015 5:39:23 CET

Lamenta no poder firmar la escritura de compraventa ante el recurso de la Seguridad Social y falta de documentos sobre embargos

CÓRDOBA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de Global Aeronautic, empresa adjudicataria en la subasta de Laboratorios Pérez Giménez, ubicados en Almodóvar del Río (Córdoba), han manifestado este viernes su interés por la puesta en marcha de la fábrica "lo antes posible", concretamente si es por escritura de compra, porque se puedan subsanar "los problemas" ante el recurso de la Seguridad Social al auto de adjudicación y "la falta" de documentos sobre el levantamiento de embargos, o mientras tanto, que sea por escritura de arrendamiento temporal.

En rueda de prensa, uno de los asesores de la empresa, Leopoldo Gutiérrez, ha comentado que el Juzgado de lo Mercantil "conoce la voluntad" de la entidad y cree que lo ve propicio para el arrendamiento, al que confía que se pueda llegar, --si no se firmara antes la escritura de compraventa--, con el fin de que pueda ser una "solución" a la situación de los 40 trabajadores, que actualmente están sin empleo, a la espera de que se formalice la escritura de compraventa.

Al respecto, comenta en relación al personal que es "un tema sensible" y ha explicado que cuando la empresa hizo la oferta en la subasta "se ofertaron los 40 puestos de empleo que se pedían", aunque, agrega, "en la mejora de oferta se hablaba que en el plazo de un año se podría llegar incluso a superar a los 40 en 90 personas más, y si las previsiones se cumplen --que a corto plazo la fábrica empiece a funcionar-- la plantilla se quedará pequeña".

Así, subraya que "los niveles de 150 empleados se verían ampliamente superados", al tiempo que lamenta que los 40 trabajadores "se mantengan en el limbo", mientras que los otros 110 se encuentran en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Entretanto, ha precisado que el día 31 de julio la sociedad compareció, citada por la administración concursal, en la Notaría para la firma de la escritura pública de adjudicación de la Unidad productiva, "sin que pudiera realizarse la misma por causas ajenas a la voluntad de la empresa".

En este sentido, alude a la "incertidumbre" del recurso planteado por la Seguridad Social, con el fin de que la adjudicataria asuma la totalidad de la deuda histórica de los laboratorios, así como a "la falta de documentación esencial", entre ella los mandamientos del Juzgado por los que se levantaban las hipotecas y embargos que pesan sobre los bienes que son objetos de la compra.

En el primero de los casos, ha defendido que a todos los acreedores que estaban dentro del concurso "se les pidió el esfuerzo" de que las deudas que se iban a cobrar eran aproximadamente del 54%, si bien la Seguridad Social, "en el último momento", manifiesta que "en caso de que se mantenga la actividad, el comprador debe asumir el cien por cien de las deudas", que no están cuantificadas, porque "siguen generando intereses y cada día es mayor", ha subrayado el asesor, quien calcula que la deuda histórica estará entre los tres o cuatro millones de euros.

De este modo, defiende que se han opuesto a "la interpretación" de la Seguridad Social, "que no venía en el cuaderno de venta, ni el auto de adjudicación, pero que a última hora ha recurrido, no se sabe con qué intereses", apostilla, al tiempo que advierte de que si el juez rechaza los argumentos, tiene la posibilidad de recurrir a la Audiencia y se prolongaría el proceso unos seis meses, algo "impensable", apunta.

Así, lamenta que no se sabe "cuál va a ser el precio de compra, si se serán 11, 14 o 15 millones de euros", de manera que aclara que "no se puede firmar" la escritura "sin tener fijado el precio final", y por otro lado los documentos sobre los embargos.

Al hilo de ello, destaca que Global Aeronautic ha manifestado a los administradores concursales "la necesidad" de contar con la documentación de la escritura de compraventa en los términos previstos en el auto de adjudicación, solicitando de los mismos, que lleven a cabo las acciones oportunas que permitan culminar la compraventa y la puesta en marcha de los laboratorios "a la mayor brevedad posible".

LOS PLAZOS Y PRETENSIONES

Respecto a los plazos, Leopoldo Gutiérrez ha informado de que en el plan de liquidación se recogía que desde que se publicara el auto de adjudicación, el 2 de junio, se empezaban a contar 45 días para hacer la escritura de compraventa, aunque podían ser ampliados, como ha ocurrido, en otros 45 días, que vencen el próximo 31 de agosto.

Ante ello, el asesor no cree que el 31 de agosto esté resuelto "ninguno de los dos temas, ni en cuánto va a acabar el precio de la compra a la vista del recurso de la Seguridad Social", y "sin que se hayan producido las órdenes de levantamiento de las cargas", de ahí que apueste por el arrendamiento temporal, con vistas a los 40 trabajadores afectados.

Mientras, ha comentado que está previsto que haya "un acuerdo definitivo con la Junta de Andalucía a mediados de septiembre" sobre la adjudicación de la subasta de medicamentos, fecha para la que espera que esté resuelta ya la situación, de cara a "la fabricación de varios productos" en los laboratorios, ha señalado.

En definitiva, han aclarado que Laboratorios Pérez Giménez "no se va a trocear, no se va a sacar de la población de Almodóvar, no se va a romper el compromiso sobre el número de personas contratadas y a contratar en futuro", al tiempo que pretenden que "sea la referencia andaluza en laboratorios de índole farmacéutica", todo ello, según declaran, "sin especular en absoluto".

ONCE MILLONES INMOVILIZADOS

Mientras, advierten de que "la imposibilidad" de la adjudicación de la unidad productiva en la situación actual ha supuesto "un grave contratiempo" para los intereses de la sociedad, que ya tiene depositado un millón de euros en el Juzgado de lo Mercantil.

Además, indican que la firma tiene actualmente inmovilizado de sus fondos la cantidad correspondiente al precio de compra de las instalaciones, cifrada en once millones de euros, pero asimismo, añaden, "tiene en dotadas las previsiones para las necesidades de puesta en marcha de las instalaciones y la compra de materias primas necesarias".

Igualmente, señalan que la empresa está interesada en la adjudicación de la unidad productiva "a la mayor brevedad, ya que la situación actual va en detrimento de la misma y del propio valor de los laboratorios, que se están deteriorando, ante la falta de medios para su mantenimiento".

De esta manera, insisten en que el propósito de la citada sociedad es "solventar esta situación urgentemente, en aras a la preservación y continuidad de la actividad del laboratorio, lo que permitiría aliviar la difícil situación que atraviesan los trabajadores de la compañía".

Cabe destacar que Global Aeronautic forma parte de un grupo empresarial constituido por inversores americanos y españoles, propiedad del fondo de inversiones Quik Invesment, vinculado al mundo de la distribución de productos farmacéuticos.

El objetivo al pujar por la unidad productiva de Laboratorios Pérez Giménez --en liquidación-- ha sido, entre otros, asegurarse el suministro de los productos que necesita para sí, y además a unos precios competitivos.

Al respecto, explican que "la política de reducción de precios, la fabricación de medicamentos genéricos y el no tener hasta ahora una fábrica propia, ha sido decisivo para que Global Aeronautic se haya decidido por realizar esta compra, confiando en las posibilidades que ofrecen las instalaciones y el personal formado con que cuenta la empresa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies