Gobierno y Junta contrastarán informes sobre la afección pesquera de la extracción de arena tras el temporal

Comisión interadministrativa sobre los efectos del temporal en Andalucía
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ANDALUCÍA
Actualizado 14/05/2018 21:59:46 CET

SEVILLA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Gobierno central y Junta de Andalucía tienen previsto reunirse este martes para cotejar y contrastar sendos informes de la Dirección General de Costas del Ministerio y la Dirección General de Pesca de la Consejería de Agricultura que "discrepan" sobre cómo afectan a ciertas especies pesqueras de la zona de la desembocadura del Guadalquivir, como la chirla, las extracción de arena en esa zona para la regeneración de playas de Cádiz y Huelva tras el temporal de los últimos meses.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, han presidido la reunión de la Comisión Interadministrativa que coordina las ayudas por los temporales en las costas andaluzas, donde estaban presentes responsables de las demarcaciones de Costas de Huelva y Cádiz, subdelegados del Gobierno en ambas provincias o presidentes de diputaciones, y donde se han analizado tanto los informes de la Dirección General de Costas, de técnicos de la Consejería de Medio Ambiente o de la Dirección General de Pesca de la Junta.

El delegado ha recordado que el pasado viernes el Consejo de Ministros ha aprobado actuaciones por 35,6 millones para actuaciones en Andalucía, en concreto diez millones para actuar sobre 12 kilómetros de costa en Huelva y otros 20 millones en 16 municipios y 67 playas de la provincia de Cádiz.

Ha añadido que "por un lado hay zonas y playas donde no se requiere dragado ni actuaciones para aportar arena procedente de dragados y otras zonas que sí es necesario", y por otra parte hay actuaciones de limpieza de los accesos a playas, reparación de los mismos, apuntando que en este último caso "todas las obras y actuaciones previstas han comenzado en Cádiz y Huelva".

En ese sentido, ha explicado que una parte de las actuaciones "requieren de estudios medioambientales y autorizaciones", que son "acciones complejas" y sobre las que hay un "espíritu positivo, constructivo, de colaboración y lealtad, y así debe seguir siendo y así será, porque todos queremos recuperar las playas y llegar a tiempo para el período estival".

Sanz ha explicado que el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Demarcación de Costas elevó una serie de propuestas en las provincias de Huelva y Cádiz, de forma que apuntaba que en Huelva eran necesarios 370.000 metros cúbicos en la zona oriental --Mazagón Matalascañas-- y 560.000 metros cúbicos de arena en la zona occidental --El Portil, La Antilla o Isla Antilla--, mientras que en Cádiz se requería en la zona desde Conil a Campo de Gibraltar unas autorizaciones que "podían estar mejor definidas y más claras" y unas actuaciones desde Conil hasta Sanlúcar y Chipiona que podían vincularse a actuaciones como las de Huelva.

Tras insistir en la comunicación entre la Junta y el Gobierno para que "las autorizaciones que había que trasladar al Ministerio se otorgaban para actuar de la manera más inmediata posible", el delegado ha explicado que queda una parte pendiente, en un enclave llamado 'Placer de San Jacinto', donde "Costas ponía de manifiesto y sigue poniendo de manifiesto que es fundamental para extraer la arena necesaria especialmente para la zona oriental de Huelva y la zona norte de Cádiz", y apunta que "se requiere actuar sobre un 0,16 por ciento de la superficie del banco de arena, con lo cual seria una afectación mínima" a las especies de la zona.

Por su parte, la Dirección General de Pesca de la Junta "nos ha hecho llegar un informe desfavorable sobre las consecuencias de esas intervenciones sobre ciertas especies pesqueras", ha explicado Sanz, mientras que José Fiscal ha precisado que se trata de efectos negativos sobre especies como la chirla.

Por ello, el delegado, junto al consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, han reconocido que es un asunto que "todavía tenemos pendiente de resolver" en ese punto, ubicado cerca de la desembocadura del río Guadalquivir, aunque no está dentro del espacio protegido de Doñana

En ese punto, Fiscal ha explicado que el Placer de San Jacinto se ubica en la zona norte de la desembocadura del Guadalquivir, frente a las costas del espacio natural de Doñana, pero que no afecta "ni un solo metro de la reserva marina de Doñana". El consejero ha explicado que se trata de una zona "muy arrecifada", donde hay distintas especies que crían en la zona y se expanden por el Golfo de Cádiz, como la chirla y otras.

POSICIÓN CONSTRUCTIVA DE LAS ADMINISTRACIONES

Tanto Sanz como Fiscal han destacado la posición "constructiva" de ambas administraciones y ambos se han mostrado "optimistas" en encontrar soluciones "que definan si es posible extraer la arena de esa zona o no", por lo que han solicitado una reunión con la Dirección General de Pesca, que espera que se celebre este martes, para cotejar ese informe con el de la Dirección General de Costas que "dice que sí es factible y viable desde la perspectiva ambiental intervenir en esa zona, que es muy importante por la calidad de la arena y por la rapidez y facilidad para poder actuar, y la cantidad de arena que permitiría disponer", ha defendido Sanz.

Sanz, quien califica de esa zona de "prioritaria", ha explicado que "se van a intentar agotar las vías de diálogo posible mediante el contraste de ambos informes técnicos, para buscar una solución y llegar a conclusión definitiva", y en caso contrario se han estudiado otras alternativas pero no reunirían las condiciones ni de cantidad ni de calidad ni prontitud para poder actuar, y serían alternativas más complejas, más difíciles y en algunos casos de difícil solución".

Ambas partes buscarán soluciones "urgentes" ante esta situación y saber si esa primera solución es o no viable y ambas reiteran su "voluntad de trabajar juntos" para buscar soluciones.

"No es problema económico ni cuestión de voluntad, estamos las administraciones sentadas y trabajando, pero no es una zona fácil y confiamos en las próximas horas haya solución mediante el diálogo y contraste de criterios técnicos", ha explicado Sanz, quien reitera que "aquí son criterios técnicos, no son voluntades políticas, que tenemos que solventar, que pueden llegar a acuerdo o chocar".

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, quien ha ratificado la intervención de Sanz, ha insistido en el carácter "constructivo" de estos encuentros donde "se ha puesto sobre la mesa la cuestión y las dificultades descritas".

Fiscal ha indicado que la Dirección General de Costas considera este lugar "estratégico y fundamental para la regeneración de las playas de Cádiz y algunas de la provincia de Huelva" y donde Costas apunta que no no se observa afección medioambiental, ni afecta a Doñana, y que apunta que la afección sobre las especies es "mínima", pero sí ha apuntado que la Dirección General de Pesca de la Junta apunta que sí puede verse afectadas determinadas pesquerías, como la chirla.

Por ello, se van a contrastar ambos informes, "que merecen el mismo respeto", y se va a intentar llegar a un acuerdo, dejando claro que "se trata de discrepancias exclusivamente técnicas, en ningún caso política", ha añadido Fiscal.

"Estamos absolutamente de acuerdo en lo que hay que hacer, cómo hacerlo y hacerlo cuanto antes", ha añadido Fiscal, quien reconoce ese "escollo" pero ha insistido en que "se trabaja solventar ese escollo y si no fuera posible, empezar cuanto antes a trabajar para llegar a alternativas, buscar otras zonas, con la idea de que se puedan regenerar las playas cuanto antes".

Ha recordado que la Junta, como competente, ha trabajado en puertos afectados "aunque lo más importante es la regeneración de las playas, lo que más efecto tiene en el ciudadanos, pues estamos a las puertas de la campaña de verano y deben estar en buen estado". Por ello, ha mostrado el compromiso de todas las administraciones "y no queremos perder ni un solo día".