Albergues y refugios de animales granadinos, "desbordados" por los abandonos de estas fechas

Actualizado 16/06/2008 20:12:35 CET

GRANADA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los albergues y refugios de animales de Granada se encuentran "desbordados" por la falta de medios y personal y ante el aumento de los abandonos en estas fechas, según informó la Plataforma por el Animal Abandonado de Granada en un comunicado.

Asimismo, el colectivo consideró "flagrantes" los "diarios" incumplimientos de la Ley de Protección de los Animales de Andalucía (Ley 11/2003, de 24 de noviembre) por parte tanto de las autoridades como de particulares.

"A pesar de que en muchos casos se puede identificar a los que abandonan animales con microchip, los albergues y refugios carecen de medios y personal suficiente para efectuar denuncias, que no se sabe a donde van a llegar, y que en muchos casos son desestimadas en los juzgados por no apreciar delito", señalaron desde la plataforma.

Así, consideraron que la inspección, denuncias, seguimiento y sanción en su caso de estos abandonos "ha de ser tutelada y dotada de medios por la administración que ha promulgado la ley".

"Ya han pasado nada más y nada menos que 15 años para que los poseedores de animales hayan hecho constancia de la nueva ley, y sin embargo aún no se denuncian las pérdidas o desapariciones de animales con chip, y algunos de ellos se deshacen de los animales sin temor a posibles sanciones, porque estas son escasas y no determinantes o de insuficiente cuantía", mantuvieron.

En este sentido, la plataforma ha solicitado sendas entrevistas con el delegado del gobierno de de la Junta de Andalucía en Granada, Jesús Huertas, y con la concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, María Dolores de la Torre, por entender que "son la autoridades que más pueden hacer para la superación de estos problemas".

Hasta la fecha, según informaron, ha manifestado su intención de recibirles el delegado del gobierno, y no el Consistorio granadino, mostrando su "continuo desinterés" en estos temas "que parece considerar que no se trata de un problema por el hecho de que hay varias asociaciones y refugios que se ocupan de solucionárselo de manera no lucrativa y anónima".

"Esta grave situación está ahí y si algún refugio se viese obligado a cerrar por la cantidad de animales recogidos y por su insolvencia económica derivada de la falta de ayudas institucionales, todos los animales volverían de nuevo a la calle con los inconvenientes de accidentes e higiene y, lo más importante, aumentarían las cifras de abandono y crueldad para con los animales en nuestra provincia y por consecuencia en nuestro país", concluyeron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies