Alrededor de 300 menores están actualmente en situación de acogimiento familiar en la provincia

 

Alrededor de 300 menores están actualmente en situación de acogimiento familiar en la provincia

Actualizado 13/10/2008 14:16:21 CET

GRANADA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 300 menores están actualmente en situación de acogimiento familiar en la provincia de Granada, la mayoría, unos 170, con familiares de hasta tercer grado de consanguinidad y otros 130 con familiares ajenos.

Así lo señaló la delegada provincial de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Magdalena Sánchez, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que aludió al aumento de las familias de acogida en Granada y la "necesidad" de que sean más las personas que se impliquen en el sistema.

Según explicó, es una comisión de especialistas, presidida por la delegada, quien recomienda que el menor, que puede encontrarse ya en un centro de protección o en desamparo y bajo la tutela de la Junta de Andalucía que obliga a solucionar de manera urgente su situación, pase a vivir con una familia de acogida, de manera temporal o permanente.

El perfil de este tipo de familias es "muy normalizado", aunque las personas dispuestas a acoger a un menor tienen que cumplir una serie de requisitos, como la adecuación del hogar, posibilidad de adaptación de horario o la aceptación de que el acogimiento puede ser de más de un menor, para evitar separar hermanos.

Según mantuvo Sánchez, en la capital existen varios casos de personas que han adaptado su horario laboral para atender a un menor acogido, llegando incluso a fijar el comienzo de su jornada en las 4,00 de la madrugada, en el caso de una de las acogedoras. Asimismo también personas que formaron parte del sistema de protección de menores de la Junta de Andalucía o que fueron niños en situación de riesgo se convierten posteriormente en acogedoras.

Existen varios tipos de acogimiento: el profesional, que obliga a que al menos uno de los miembros de la familia tenga total disponibilidad y algún tipo de titulación para hacerse cargo del menor, que pude sufrir discapacidad o enfermedad; el simple, que no puede superar los seis meses; el temporal, no máximo de tres meses; el permanente, de hasta dos años; el preadoptivo, con un máximo de un año; y el urgente, que se tramita en horas.

La Junta de Andalucía da incentivos económicos a las familias acogedoras, según indicó la delegada; ayudas puntuales, para el cuidado del menor, y una consignación mensual que ronda los 250 euros en función de varios parámetros, con lo que las personas con una situación económica media "no tienen que tener más cargas" en sus recursos.

La delegada afirmó que es "muy necesario" que las familias se acojan a este sistema, ya que, "aunque los centros de protección se intenta que se parezcan a una casa", un auténtico hogar es mucho más positivo para los menores.

En su opinión, el aumento de estas familias se ha debido en parte a las campañas de concienciación como la de 'Mírame', que "ha puesto cara y sentimientos" a los menores, algo que muchas personas que se dirigen a la Delegación para inscribirse como acogedoras le han afirmado a los técnicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies