El Hospital San Rafael pospone a mañana la postura que tomará en el caso de Inmaculada Echeverría

 

El Hospital San Rafael pospone a mañana la postura que tomará en el caso de Inmaculada Echeverría

Actualizado 01/03/2007 15:26:37 CET

GRANADA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director médico del Hospital San Rafael, Javier García, declinó hoy adelantar la postura que tomará el centro en el caso de Inmaculada Echeverría y pospuso esta decisión "a una reunión que tendremos mañana las direcciones médicas de San Rafael y San Cecilio", en respuesta a los informes del Comité Autonómico de Ética y del Consejo Consultivo de Andalucía que avalan la petición de retirada del respirador a la paciente y que han motivado que la consejera de Salud, María Jesús Montero, haya asegurado que garantizará el cumplimiento de ésta solicitud.

García señaló, en declaraciones a Europa Press, que sobre las 9.00 horas de mañana la dirección médica del centro mantendrá una reunión con su homóloga del Hospital San Cecilio, al objeto de analizar el dictamen del Consejo Consultivo de Andalucía. Tras dicha reunión, confió en "poder informar a todos los medios de comunicación" acerca de la postura del hospital, una decisión que podría emitirse "a mediodía", estimó.

El Consejo Consultivo de Andalucía ha dictaminado que el caso de Inmaculada Echeverría, la mujer ingresada en el Hospital San Rafael de Granada con una distrofia muscular progresiva y que pide que se le desconecte del respirador que la mantiene con vida, es una limitación del esfuerzo terapéutico negativa y "adecuada a derecho", por lo que considera que la actuación de los profesionales sanitarios que procedan a la desconexión del aparato de ventilación mecánica "no puede considerarse punible".

Este dictamen, hecho público hoy y que sólo ha obtenido un voto en contra, responde de esta forma a las cuestiones que la Consejería de Salud le solicitó acerca de si la solicitud de limitación del esfuerzo terapéutico y negativa al tratamiento con ventilación mecánica efectuada por la paciente podía considerarse adecuada a derecho.

También resuelve la duda planteada por el departamento del ramo sobre si, en el supuesto de que la anterior consulta se sustancie con un dictamen afirmativo, la actuación de los profesionales sanitarios procediendo a la desconexión del aparato de ventilación mecánica podría considerarse punible desde el punto de vista jurídico.

En concreto, el Consejo Consultivo sustenta su dictamen tras analizar la Ley 41/2002 de Autonomía del Paciente y determinar que "la idea capital subyacente" es que las prestaciones sanitarias "no se pueden imponer contra la voluntad del paciente que, consciente y libremente, las rechaza, aunque se trate de una situación de riesgo para la vida".

Además, argumenta que la normativa de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en concreto la Ley 2/1998 de Salud de Andalucía, concibe el principio de autonomía de la voluntad del paciente en unos términos tan amplios "que no dejan lugar a dudas sobre la posibilidad de que la falta de consentimiento para una determinada intervención o asistencia, la revocación del mismo o el rechazo de un determinado tratamiento son decisiones lícitas, aún cuando puedan acarrear situaciones que comprometan gravemente la salud del paciente y lleven incluso a la muerte".

Siendo así, este informe sostiene que "resulta exigible la conducta debida por parte de los profesionales sanitarios para que sea respetado el derecho de la misma a rehusar los medios de soporte vital que se le aplican", continúa el escrito.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies