La Junta garantizará el cumplimiento de la solicitud de rechazo a tratamiento de Inmaculada Echevarría

Actualizado 01/03/2007 15:00:12 CET

La consejera confía en que el Hospital de San Rafael "no pondrá obstáculo" tras los dictámenes del Comité de Ética y el CCA

GRANADA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, aseguró que su Administración garantizará el cumplimiento de la solicitud de rechazo a tratamiento solicitada por Inmaculada Echevarría, la mujer ingresada en el Hospital San Rafael de Granada con una distrofia muscular progresiva y que pide que se le desconecte del respirador que la mantiene con vida, una vez que el Consejo Consultivo de Andalucía (CCA) ha dictaminado que su caso es una limitación del esfuerzo terapéutico negativa y "adecuada a derecho"..

En declaraciones a los periodistas en Granada, la consejera explicó que, tanto la resolución hecha pública hoy por el máximo órgano jurídico de la Junta de Andalucía, como el dictamen favorable del Comité de Ética, serán remitidos al equipo asistencial de la paciente para que ambos --facultativos y Echevarría-- determinen los requisitos y circunstancias concretas que darán lugar a llevar a cabo esta solicitud.

Al respecto, Montero pidió "respeto a la intimidad y a la confidencialidad de la relación médico-paciente", eludiendo determinar si la aplicación de la solicitud de Echevarría se podría llevar a cabo en unos días. Así, según afirmó, "ahora lo que queda es que Inmaculada y su equipo determinen todas las circunstancias" y, en los mismos términos, explicó que el cumplimiento de las garantías que pide el CCA es un asunto que "concierne al propio equipo asistencial, que es el que procede a la relación íntima con la paciente".

En cuanto a la posibilidad de que la dirección del Hospital de San Rafael se niegue a llevar a cabo la petición de Echevarría, Montero precisó que "el único elemento que podría caber al respecto sería que un facultativo en concreto, y como persona individual, alegue objeción de conciencia", si bien apuntó que la Administración Sanitaria "tiene que garantizar que una solicitud que se ajusta a derecho se cumpla".

"La objeción de conciencia es un elemento individual pero creo que cualquier entidad que tenga un concierto establecido con la Administración sanitaria andaluza, una vez que se establece que es ético acceder a la petición y que se ajusta a derecho la actuación de los profesionales, no pondrá obstáculos a un derecho de la propia paciente", aseveró.

En cualquier caso, valoró que "la actuación de los facultativos en general es siempre de respecto absoluto a los derechos de los pacientes", a la vez que señaló que "sus actuaciones se ajustan a criterios jurídicos", por lo que confió en que el equipo asistencial, junto a Inmaculada, determinarán en qué circunstancias concretas se aplica la solicitud de rechazo de tratamiento.

DEBATE SOCIAL QUE "APORTA LUZ"

En opinión de la consejera de Salud, el debate abierto a raíz del caso de Inmaculada Echevarría es "interesante" puesto que, según dijo, es ejemplo de que en cada caso hay que tener en cuenta la consideración particular "en el sentido de los requisitos que el propio Comité de Ética estableció". Estos son, según recordó, que la voluntad de la paciente sea libre y sin coacción, que se mantenga en el tiempo, que se conozcan las consecuencias y que se evite el sufrimiento añadido.

Para Montero ha sido importante el que se haya delimitado que no se trata de un caso de eutanasia porque, según indicó, "a veces se confunden" y "esto ha puesto las cosas en su sitio". "Esto es un rechazo a un tratamiento previamente instaurado y creo que esto ha contribuido a que haya un debate sereno al respecto", aseguró.

Bajo su punto de vista, "este tipo de debates siempre alumbra y contribuye a que la sociedad conozca cuáles son las circunstancias que se presentan en casos que a veces se confunden". Además, según manifestó, ha arrojado luz a todos los elementos de peticiones de paciente y también claridad jurídica en relación a lo que el ordenamiento determina que en este momento se puede hacer o no.

Finalmente, Montero agradeció a los medios de comunicación la "delicadeza" y "rigor" con que han abordado la cuestión de Inmaculada Echevarría a lo largo de todo este proceso, a la vez que felicitó a los miembros de la Comisión de Ética y del Consejo Consultivo por el "trabajo riguroso" que han realizado y el "interés que han mostrado en la materia" entendiendo que se trata de un caso singular.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies